Público
Público

El PP quiere dar carpetazo hoy mismo a su ‘investigación’ del Madrid Arena

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Jaime Lissavetzky, pide nuevamente la dimisión de la alcaldesa Ana Botella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres días de comparecencias, y sin contar con la de la alcaldesa Ana Botella, bastan al ejecutivo conservador de Madrid para investigar el caso Madrid Arena, en el que murieron cinco jóvenes en una avalancha durante una macro-fiesta. La Comisión de Investigación retoma este lunes, de corrido, las seis comparecencias que tiene pendientes, después de que fueran aplazadas el jueves y el viernes tras el fallecimiento de la quinta víctima. Una vez hayan terminado, a última hora de la tarde, se reunirá la Junta de Portavoces para decidir si son necesarias nuevas comparecencias o se pone punto final a los trabajos de la Comisión, a la espera de las conclusiones. Y todo indica a que el PP hará todo lo posible ponerle fin.

A primera hora de la mañana han comenzado las comparecencias con la intervención de la coordinadora general de la Oficina de Planificación Urbana, Beatriz Lobón, quien ha insistido en que el edificio cuenta con todas las licencias necesarias (obras, actividad y funcionamiento) y que no es aplicable en él el Código Técnico de Edificación de 2006 al no haberse llevado a cabo obras de remodelación.

Asimismo, la experta en Urbanismo ha detallado que el edificio fue concluido en 2005 y en ese momento no necesitaba pasar por una inspección técnica al no haber pasado 30 años desde su construcción, tal y como establece la normativa en vigor. Así, Lobón ha justificado que las peticiones de licencia por parte de Madrid Espacios y Congresos (Madridec) en 2007 y 2009 responden a 'la voluntad de la mercantil en hacer obras' que, como no se llevaron a cabo, fueron 'archivadas y no tramitadas'. Es decir, que la licencia concedida 'sigue estando vigente'. 

A esta comparecencia sigue la de la concejala delegada de Seguridad, Fátima Núñez, la del vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, y la delegada de Urbanismo, Paz González, mientras que por la tarde comparecerán el responsable de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos, y, finalmente, el exdelegado de Economía Pedro Calvo.

Estos cuatro últimos altos cargos municipales estaban citados para el viernes pasado, día 30, pero su comparecencia quedó igualmente aplazada tras declararse luto oficial por la muerte el día anterior de María Teresa Alonso, que permanecía ingresada en la Fundación Jiménez Díaz desde el día 1 y que fue enterrada ayer sábado.

Cabe recordar también que Izquierda Unida abandonó esta Comisión después de que los conservadores vetaran una serie de comparecencias 'imprescindibles', como la de la propia alcaldesa Ana Botella, hecho que también fue duramente criticado por el PSOE. De hecho, el portavoz municipal de los socialistas, Jaime Lissavetzky, pidió el domingo nuevamente la dimisión de Botella, por su 'desgobierno' al frente del consistorio y, en concreto, de la gestión del caso Madrid Arena.

La Junta de Portavoces decidirá si son necesarias más comparecencias

Hasta ahora han comparecido el consejero delegado de Madrid Espacios y Congreso -la empresa que gestiona el pabellón-, José Ángel Rivero; el ex coordinador general de Economía del Ayuntamiento, Javier Conde; el director general municipal de Seguridad, Pablo Escudero, y el jefe superior de Policía Municipal, Emilio Monteagudo. También, el exconcejal madrileño Simón Viñals, responsable del equipo médico contratado aquella noche por los organizadores para el evento en el Madrid Arena; el director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo, y el director general de Control de la Edificación, Norberto Rodríguez.

En todo momento los responsables municipales han insistido en responsabilizar de lo sucedido en la madrugada del 1 de noviembre a la empresa organizadora -Diviertt- y a las compañías de seguridad contratadas -Seguriber y Kontrol 34-, mientras los portavoces del PSOE y UPyD han incidido en la falta de prevención y control por parte del Ayuntamiento.

En una entrevista concedida a Europa Press Televisión, el portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, Jaime Lissavetzky, ha asegurado que Ana Botella no ha realizado 'una gestión adecuada' de la tragedia ni tampoco ' ha dado respuesta a nada de lo que se le pregunta'. En este sentido, el portavoz socialista ha insistido en que la alcaldesa 'no está dando la cara' ante los madrileños.

'Aquí hay un gran responsable desde el punto de vista jurídico y penal, que es el promotor (...), pero ha habido negligencia por parte del Ayuntamiento', ha esbozado el socialista. Así, también ha exigido responsabilidades a Botella por su desaparición de la escena política en tiempos de la crisis (en alusión a su viaje a Lisboa) y de 'su negativa a comparecer' en la comisión de investigación.

Lissavetzky: 'ha habido negligencia por parte del Ayuntamiento'

Además, ha mostrado varios resultados obtenidos en la Comisión de Investigación que los diferentes grupos municipales están llevando a cabo junto al Ayuntamiento de Madrid, como es el de la demostración de la falta de comunicación al SAMUR o la creación de 'un plan de autoprotección específico que para un evento así era necesario'. Por ello, ha defendido la comisión asegurando que, pese a que existe 'una mordaza' impuesta por el propio Ayuntamiento de Madrid, se están 'sacando datos a la luz'.

Preguntado por la verdadera utilidad de la comisión, el también ex secretario de Estado para el Deporte ha asegurado que se han sacado varias conclusiones prácticas que 'a lo mejor' por la vía judicial 'no se hubiesen conseguido', como es el de la demostración de la implicación de responsables políticos en la gestión de la tragedia. 'Hay una clara negligencia por parte de los responsables políticos'.