Público
Público

El PP tensa la cuerda sobre los debates y se niega a todo

Rechaza también la propuesta del PSOE para que los haga la Academia de Televisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy aseguró ayer que hará los debates 'aunque sea hasta debajo de un puente', pero el PP sigue rechazando todas las propuestas que faciliten el cara a cara con Zapatero.

Fuentes del PP explican que Rajoy está trabajando ya con sus asesores en la preparación del debate, pero mientras tanto está tensando la cuerda en lo único que queda por pactar, el lugar en que se celebrarán. Es decir, terminará aceptando, pero antes se lo hará sudar a los socialistas e intentará sacar partido de la tensión.

El PSOE aceptó 'sin condiciones' ayer la propuesta neutral de la Academia de Televisión para organizar, celebrar y realizar los dos debates y distribuir la señal para quien quiera emitirla por el medio que sea, pero el equipo de Rajoy volvió a negarse. El PP sigue enrocado en su posición: sólo acepta que los debates se celebren en Antena 3 y en Telecinco y de ahí no se mueve. Acepta que se permita su emisión a otros medios, pero siempre que esas dos cadenas los organicen.

Moderador de 1993

Los socialistas renunciaron primero a su idea inicial de celebrarlo en RTVE y ayer volvieron a moverse para aceptar la propuesta de la Academia de Televisión que preside Manuel Campo Vidal. Éste fue el moderador del debate cara a cara que celebraron en 1993 González y Aznar, el primero que se celebró en España.

Según el PSOE, 'esta iniciativa garantiza además la imparcialidad en la organización y realización de los cara a cara; permite que cualquier medio de comunicación ya sea televisión, radio o medio de Internet, pueda difundir la señal y, finalmente, garantiza el derecho de los españoles a ver los debates en el medio que elijan'. Sin embargo, el PP respondió ayer mismo con un comunicado en el que ni siquiera menciona la solución de la Academia de Televisión, aunque queda claro que lo rechaza de forma implícita.

Se limita a reiterar su posición de que debe tener lugar en Antena 3 y Telecinco. No se ha movido de esa posición desde hace cuatro meses, pero acusan al PSOE en el comunicado de 'inflexibilidad e intransigencia'.Su tesis es que si se celebran en un lugar neutral con señal abierta las grandes cadenas privadas no lo emitirán y sólo lo harán TVE y las autonómicas, con lo cual el PSOE terminaría de facto saliéndose con la suya. El primero está previsto para el 25 de febrero. La guerra de comunicados terminó ayer con otro del PSOE en el que detallan seis ofertas distintas que han hecho desde que se iniciaron las negociaciones. Los socialistas hablan de 'estrategia de falsedades para sembrar la confusión y buscar excusas para evitar los debates'.

1. Un debate en TVE y otro en una privada por sorteo.

2. Los dos debates por sorteo en función del share.

3. En TVE con señal neutral y abierta a las televisiones que quieran emitirlos.

4. Uno en TVE con señal neutral y abierta a todas las cadenas y otro la Forta, es decir, las autonómicas.

5. Que los organice la Asociación de la Prensa de Madrid con señal neutral y abierta a todos.6. Organizados por la Academia de Televisión con señal abierta y neutral.

 

'Rajoy vuelve a comportarse como lo que es: un candidato cobarde que busca cualquier excusa para huir de los debates con Zapatero. No quiso debatir en 2004 y ha perdido estrepitosamente todos los debates parlamentarios. Rajoy ha dicho en Berlín que está dispuesto a debatir hasta debajo de un puente. No es verdad. Lo cierto es que Rajoy está dispuesto a esconderse hasta debajo de un puente, con tal de no acudir a un debate con Zapatero que le produce verdadero pánico.Desde que empezaron los contactos entre el PSOE y el PP sobre los debates, el Partido Socialista ha formulado hasta seis propuestas distintas. Todas ellas con un elemento común: debate para todos los ciudadanos y para todos los medios de comunicación, sin imposiciones y sin vetos.

El PP sólo ha respondido inventando excusas, regateando, mintiendo y ganando tiempo'.

'El PP sospecha, cada vez con más intensidad, que ni Zapatero ni el PSOE quieren los debates. Así se desprende de los comunicados de ayer y de hoy, y de las declaraciones del presidente en los últimos días, pidiendo que se excluyan, del debate electoral, la inmigración y el terrorismo, y llamando antipatriotas a los que discrepan de su opinión sobre la situación económica.

La obsesión del PSOE sobre platós, cadenas de tv, señales institucionales, señales abiertas, señales únicas, señales neutrales, etc, demuestran que lo único que no quieren es debatir sobre ideas, sobre programas, sobre propuestas y sobre los problemas de los españoles. El PP, -como ha manifestado su presidente- (...) sigue abierto a encontrar una solución que no sea impuesta por el PSOE y permita, a todos los españoles que lo deseen, seguir dichos debates'.

 

Los dos grandes partidos han abierto ahora otra batalla: la de los espacios electorales gratuitos en los medios públicos. El primer asalto se verá hoy en la Junta Electoral Central, con posibilidad de recursos posteriores.

Hasta ahora, en todas las citas electorales, se ha considerado que el PSOE y el PSC eran el mismo partido. Sin embargo, en 2005, en la campaña del referéndum de la Constitución europea, los socialistas plantearon que se les considerara dos partidos distintos para poder intervenir en aquella campaña con más capacidad para incentivar la participación.

La Junta Electoral les dio entonces la razón y consideró que PSOE y PSC pueden ser dos partidos distintos, ya que los socialistas catalanes pertenecen a un grupo parlamentario distinto en el Senado. Acogiéndose a ese precedente inmediato, el PP pide ahora que se les considere dos partidos distintos. Si fuera así, el PP pasaría a ser el partido más votado y le favorecería el reparto proporcional de los espacios gratuitos en los medios públicos.

El efecto práctico más llamativo sería que el mensaje de Mariano Rajoy sería el último en emitirse en las televisiones públicas al acabar la campaña electoral. El PSOE se opone.