Publicado: 15.07.2015 11:30 |Actualizado: 15.07.2015 11:30

El PP vuelve a dar la espalda a las víctimas de la matanza de Vitoria

Los sobrevivientes de la masacre ocurrida en 1976 en Gasteiz acuden este miércoles al Parlamento Europeo, donde pedirán el fin de la impunidad. El Partido Popular es la única formación política que se niega a escucharles.

Publicidad
Media: 4.53
Votos: 15
Comentarios:
Homenaje a las víctimas del 3 marzo en el año 2013. EFE

Homenaje a las víctimas del 3 marzo en el año 2013. EFE

Casi cuarenta años después de uno de los hechos más terribles de la España posfranquista, el eco de los disparos policiales llegará este miércoles hasta el Parlamento Europeo. En una jornada que promete ser histórica, la Comisión de Peticiones de la Eurocámara recibirá a algunos sobrevivientes de la masacre del 3 de Marzo de 1976 en Vitoria. Entonces, la Policía Armada -siguiendo las órdenes de los ministros Manuel Fraga (Gobernación) y Rodolfo Martin Villa (Relaciones Sindicales)- reprimió brutalmente una protesta obrera, dejando cinco muertos, más de 100 heridos y una larguísima impunidad.

“Nuestra comparecencia en Bruselas va a ser otro punto de inflexión en esta historia”, afirma a Público Andoni Txasko, uno de los tantos alaveses que aquel maldito día –y en otros sucesivos- sufrió los golpes de la Policía. La huella no sólo la lleva grabada en su memoria: gracias a los porrazos, Txasko perdió parte la visión. Poco antes de subir al avión que lo trasladará hasta la capital belga, este integrante de la Asociación 3 de Marzo no oculta sus deseos. “Viajamos con la esperanza de que Europa exija a España un cambio en su política hacia quienes sufrieron vulneraciones de derechos humanos”, señala.



A través de una denuncia formal que será entregada a la presidenta de la Comisión de Peticiones, Cecilia Wikstrom, este colectivo recordará los trágicos sucesos registrados cuatro décadas atrás en la iglesia de San Francisco de Asís, situada en el barrio obrero de Zaramaga. Coincidiendo con la jornada de huelga general que se desarrollaba ese mismo día, unas cuatro mil personas abarrotaban el templo. Querían hablar, pero la Policía Armada los obligó a gritar: gases lacrimógenos, palos y disparos acabaron con la reunión… Y con la vida de Pedro María Martínez Ocio (27 años), Francisco Aznar Clemente (17), Romualdo Barroso Chaparro (19), José Castillo (32) y Bienvenido Pereda (30). Todos ellos eran trabajadores.

La Policía también se dedicó a reprimir las manifestaciones que se propagaron por toda España para denunciar estos hechos. Juan Gabriel Rodrigo Knafo (19) y Vicente Antón Ferrero (18) fueron abatidos en Tarragona y Basauri respectivamente. En Roma, la Policía italiana atacó a los participantes en una protesta frente a la embajada española, provocando la muerte de Mario Marotta, un viandante que pasaba por el lugar. Nunca, ni en lugar ni en otro, se castigaría a los responsables de estos crímenes. “El Estado español garantizó la impunidad para los autores de aquella masacre”, afirma Txasko.

En noviembre pasado, la jueza argentina María Servini de Cubría –encargada de la querella que se tramita en ese país contra los criminales aún vivos del franquismo- reclamó la extradición de Rodolfo Martin Villa por su responsabilidad en la matanza de Vitoria. También imputó a Alfonso Osorio, ministro de Presidencia, y al capitán de la Policía Armada Jesús Quintana, jefe directo de las fuerzas que el 3 de marzo asaltaron la iglesia de la capital alavesa. Sin embargo, el gobierno de Rajoy rechazó el pedido de Servini –que también incluía en su lista de extraditables a otros cargos franquistas-, lo que imposibilitará su juzgamiento.

Apoyos y rechazos

En ese contexto, los representantes de la Asociación 3 de Marzo –acompañados por la abogada Ana Messuti y por miembros de la Plataforma Vasca contra los Crímenes del Franquismo y de la Coordinadora Estatal de apoyo a la Querella Argentina- aprovecharán el viaje a Bruselas para entrevistarse con eurodiputados de diferentes partidos –tanto españoles como de otros países-, a quienes pedirán su apoyo. De momento, formaciones como PNV, EH Bildu, Podemos, IU, ICV, Compromís, ERC y CDC han mostrado su respaldo a las reivindicaciones de las víctimas, quienes también aguardaban una respuesta positiva del Partido Socialista.

Según ha destacado Txasko, sólo el PP se ha posicionado en contra de esta visita. “La actitud de ese partido no nos sorprende en lo más mínimo; precisamente por eso vamos a Europa”, afirma con un pie en el avión. En su maletín lleva un amplio dossier que relata esta trágica historia y que será entregado en Bruselas. Entre otros aspectos, el informe advierte que la actitud del gobierno español vulnera la Carta Europea de Derechos Fundamentales, el Pacto Internacional de los derechos Civiles y políticos y el acervo comunitario en materia de atención a las víctimas de delitos.

Además de pedir justicia, la delegación intentará conseguir el auspicio del Parlamento europeo para consagrar a Gasteiz como “capital europea de la memoria histórica”. El eje central será el 3 de marzo de 2016, fecha en la que se conmemorará el 40 aniversario de esta masacre. “Nuestra intención es organizar unas jornadas internacionales en torno a esa fecha”, señala Txasko. El objetivo, adelanta, será el mismo que todos estos años: romper el muro de la impunidad.