Público
Público

"Preconstitucional, no; es anticonstitucional"

Los partidos critican el lenguaje de dos magistrados del TC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El reiterado uso del término 'Generalidad' en los votos particulares de la sentencia del Estatut no ha pasado inadvertido. Tampoco las citas del Génesis de la Biblia, las apelaciones al rey o las referencias negativas a la inmersión lingüística.

Los partidos políticos catalanes que han dado su apoyo al Estatut y se han unido contra el fallo del Tribunal Constitucional (TC) coinciden en criticar las expresiones utilizadas por los magistrados conservadores Jorge Rodríguez-Zapata y Ramón Rodríguez Arribas en sus votos particulares. A pesar de los matices, hay unanimidad en un sentido: el lenguaje que emplean es el mejor síntoma de un modelo de entender el Estado 'contrario al que instauró la Constitución'.

Así se expresaba en declaraciones a Público la diputada del PSC y secretaria primera de la Mesa del Parlament, Lídia Santos. En su opinión, la lectura íntegra de la sentencia 'no tiene desperdicio'. Y su primera conclusión es contundente: 'Lo que se deriva de los votos particulares es que han hecho un pronunciamiento no sólo preconstitucional, sino abiertamente anticonstitucional'. Santos asegura que tanto Rodríguez-Zapata como Rodríguez Arribas 'han incorporado sus manías, obsesiones y prejuicios' en la sentencia hasta hacer 'una interpretación que está contra la Constitución en lo referente al modelo de Estado'.

La diputada, que es también portavoz de la comisión de Asuntos Institucionales del PSC, critica aspectos particulares de los votos particulares, como el que postula que 'sólo desde la radicalidad' se puede imponer el conocimiento de una lengua. 'Es la misma radicalidad que se emplea para imponer el conocimiento de las matemáticas, la geografía o la historia', responde Santos.

Asimismo, critica la expresión de Rodríguez-Zapata en el sentido de que el Estado 'consiente' el máximo posible de autonomía. 'No es necesario que el Estado consienta nada; eso es una expresión de anticatalanismo que va contra el modelo de Estado de la Constitución', añade la diputada socialista. Su conclusión es clara: 'Los que no votaron la Constitución dicen ahora lo que sienten, pero no la interpretan: incumplen los deberes que tienen como magistrados del TC'.

En la misma línea se expresaba la portavoz de ICV en el Parlament, Laia Ortiz, que manifestó a este diario el rechazo de su partido a los dos magistrados. 'Es paradójico que personajes como estos, que nos remontan 40 años en el tiempo, sean los responsables de cargarse la Constitución'.

Para la portavoz ecosocialista, el rechazo de los magistrados por los 'derechos históricos' constata que la sentencia 'ha roto la realidad plural del Estado y ha generado conflicto'. 'Han vulnerado el espíritu de la Constitución de 1978, son contrarios a este Estatut y al anterior', añadía. Para Ortiz, esta actitud, expresada en un lenguaje 'aberrante', explica 'la sensación de los ciudadanos de que este proceso se ha llevado a cabo sin ninguna garantía democrática'.

Por su parte, desde CiU se mantenía la interpretación de que la sentencia no es sino una continuación del escaso respeto hacia el autogobierno catalán que se ha visualizado en la última legislatura. 'No es una sorpresa; lo que nos preocupa es que se considera al Estatut como una ley autonómica, no como una ley de carácter orgánico aprobada por el Congreso', explicaba ayer a este diario el diputado Francesc Homs.

En su opinión, es precisamente el Congreso el primero que ha ignorado el marco competencial que tiene Catalunya en virtud del Estatut en materias tan relevantes como la Ley de Dependencia. 'La sentencia es el triunfo de García de Enterría, de la visión de la Generalitat como una simple subdivisión del Estado', añadió en referencia al inspirador de la LOAPA. Por lo que respecta al lenguaje de los magistrados conservadores, Homs fue tajante: 'Desgraciadamente, es como se expresa buena parte de la magistratura española'.

Más sucinto fue Joan Ridao, portavoz de ERC en el Congreso, que lamentó que el uso de la palabra 'Generalidad' es 'muy habitual en las comunicaciones de otras administraciones del Estado'. El secretario general sacó una conclusión rotunda: 'Algunos no quieren darse cuenta de que la palabra Generalitat la usamos desde 1359'.

El president de la Generalitat, José Montilla, calificó ayer de 'retrógrada y censurable' la actitud de quienes niegan el derecho a normalizar el uso del catalán al tiempo que 'hacen bandera de su lengua'.

Montilla hizo estas manifestaciones días después de que la sentencia del TC cuestionara en parte el uso de esta lengua con carácter vehicular en la Educación catalana y de que el PP de Catalunya y Ciudadanos aplaudieran el fallo. A ellos se dirigió cuando afirmó que Catalunya ha padecido las consecuencias de la campaña de 'ataques llegados desde dentro y desde fuera'.

El president de la Generalitat y secretario general del PSC quiso recordar también que la política lingüística de la UE es opuesta a la que se quiere imponer en algunos sectores con el catalán: 'Europa es un espacio de diversidad lingüística', manifestó.