Público
Público

Los presidentes de las Cámaras dan un paso atrás

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A partir del próximo 20 de noviembre, dos de los políticos con más solera y recorrido de España desaparecerán de la primera plana para dejar paso a las nuevas generaciones. Es el caso de los presidentes del Congreso, José Bono, y del Senado, Javier Rojo.

El presidente de la Cámara Alta ha anunciado este mismo martes, en un artículo que publica el diario El Correo, que se 'retira' de la 'primera línea' política

En su artículo de despedida, Rojo explica que ha decidido dar un 'paso atrás' en al política para que 'otros puedan dar un paso adelante' porque es 'necesario hacer realidad la renovación'.

El presidente del Senado señala que, pese a su retirada, en los próximos meses 'volcará' todos sus esfuerzos en ayudar al candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque es 'consciente de las dificultades' que atraviesa el Partido Socialista.

Rojo agradece a su partido las oportunidades que le ha ofrecido durante su carrera política y recuerda a las víctimas del terrorismo, especialmente a Buesa, con quien dirigió el PSE alavés en los 80 y 90. Además, el presidente del Senado hace una defensa de la política y los políticos por ser una 'labor honorable'.

Rojo asegura que está inmensamente agradecido por las responsabilidades que le ha dado su partido y ha recalcado que, en la nueva etapa que emprende no reclama ni exige nada a nadie.

Rojo ha transmitido su decisión de no figurar en las listas al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la hizo pública ayer ante la ejecutiva del PSE que tuvo lugar Vitoria. La de esta tarde será la última sesión plenaria que presida Javier Rojo en el Senado, ya que se trata del último pleno de la Legislatura en la Cámara Alta.

La marcha de Rojo se une a la que ya anunció el pasado día 9 José Bono. Este martes, el todavía presidente del Congreso ha asegurado estar 'feliz' por haber tomado la decisión y ha esperado que en esta nueva etapa pueda 'aconsejar algo' en la abogacía.

'No dejo la política, dejo la primera línea y me veo feliz. No obstante, buscaré algún tipo de tareas a ver si como abogado en algún sitio puedo aconsejar algo', ha subrayado Bono, en una entrevista en RNE, para matizar que, 'sobretodo', dedicará su tiempo a estar con su familia y con su hija de 10 años.

Asimismo, el presidente del Congreso ha rechazado la idea de volver a la política de Castilla-La Mancha, donde gobernó durante 21 años, aunque ha tendido su mano a apoyar a quienes estén en el Ejecutivo regional sea del PSOE o, incluso, 'de la oposición'.

Esta no es la primera vez que José Bono anuncia que deja la primera línea política. En abril de 2006 dejó su cargo como ministro de Defensa alegando no tener tiempo para dedicarse a su familia. Sin embargo, meses después se barajó su nombre para encabezar la candidatura del PSOE a la Alcaldía de Madrid. Su vuelta a la política se confirmó el 1 de abril de 2008 cuando fue elegido presidente del Congreso en la segunda legislatura de Zapatero al frente del Ejecutivo.