Público
Público

Proaniplant, el infierno de perros y gatos

Un juez investiga a una protectora de Murcia por "el cruel enclaustramiento y exterminio" de  perros y gatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si existe el infierno, perros y gatos ya saben dónde está: en el pueblo de Sangonera la Verde (Murcia) en la protectora de animales Proaniplant. Allí, donde se suponía que había que protegerlos, se maltratataba a los animales y se les sumía en un estado de abandono tal que acababan muriendo.

Basta con leer el auto del juez de la Audiencia provincial de Murcia que ha atendido la denuncia de la asociación El Refugio para darse cuenta de las lamentables condiciones en las que vivían los animales: 'La visión de las imágenes de los DVD y la audición de los videos representan un penoso recorrido por una topografía de dolor, sordidez y cruel enclaustramiento y exterminio. Frente a tan sugestivo caudal de datos, no puede descartarse el eventual rango delictivo'. 

El primer procedimiento penal contra una protectora de animales en España arrancó gracias a la denuncia de El Refugio en noviembre de 2008. En la denuncia, uno de los testigos contaba que en sus visitas como voluntario encontraba 'perros muertos dentro de las instalaciones, animales con heridas en estado de abandono, con parásitos externos e internos'· Otro testigo especificóó cómo era el horror en Pronaniplant: 'He encontrado ratas muertas en las jaulas. El hedor es insoportable. En ocasiones he encontrado en las instalaciones cachorros muertos'.

El auto del juez de la Audiencia de Murcia abre una investigación para determinar eventuales responsabilidades penales de los responsables de Pronaiplant. En esta supuesta protectora figuraba como presidente Juan José Fernández de los Reyes, el cual dimitió en el año 2008, siendo nombrado nuevo presidente de Proaniplant David Mármol. Según El Refugio, Pronaiplant recibió una subvención por parte del Ayuntamiento y en algunos casos de particulares para el mantenimiento del albergue.

El diario El Mundo que algunos de los empleados de la supuesta protectora que en las propias instalaciones de la protectora hubo 'malviviendo' personas con discapacidad psíquica.