Público
Público

El PSOE repetirá el modelo de congreso que aupó a Zapatero

La cúpula dirigente renuncia a un pacto por arriba por temor a verse desautorizada por los militantes. Los aspirantes podrán formalizar a partir de hoy sus "precandidaturas" con el aval del 15% del Comité Federal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Los militantes quieren hablar y si nosotros arreglamos por arriba, ellos corregirán desde abajo'. En medio del barullo declarativo en el que se ha enredado la cúpula dirigente, esta frase de un líder territorial explica lo que está ocurriendo en el proceso abierto para decidir el sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero tras el hundimiento electoral del domingo.

La tentación de convertir el Comité Federal de hoy en un cónclave de prenominación de Alfredo Pérez Rubalcaba por aclamación ha existido, como han existido las llamadas desde Ferraz reclamando pronunciamientos en este sentido. Pero, después de pisar el acelerador, vino la frenada y no se espera, salvo excepciones, que nadie se decante por un candidato. Los que aspiran a serlo tampoco tienen previsto descubrir sus cartas.

Rubalcaba tiene decidido desde el miércoles optar a la Secretaría General

Ante el temor descrito a una rotunda desautorización por las bases al congreso federal le seguirán los territoriales y la mayoría de los secretarios regionales se ha visto también desautorizada en las urnas, la dirección ha optado por organizar un congreso 'lo más abierto, libre y democrático posible'. Puesto que el proceso de elecciones primarias, reclamado por el madrileño Tomás Gómez y algunas otras voces individuales, exige formalmente de una reforma de los Estatutos que compete a un congreso, y además provoca el máximo recelo en todos los aparatos, la opción que se ha impuesto es seguir el modelo del 35º Congreso, en el que José Luis Rodríguez Zapatero fue elegido por primera vez, en 2000.

El Comité Federal, según las fuentes consultadas por Público, dará hoy el pistoletazo de salida para un congreso que se regirá por un procedimiento similar al de aquel cónclave, en el que Zapatero fue elegido en competencia con otros tres candidatos José Bono, Matilde Fernández y Rosa Díez.A partir de hoy, los aspirantes podrán adquirir la condición de 'precandidatos' si presentan el aval del 15% de los miembros del Comité Federal. Este porcentaje equivale a 37 firmas si se da validez al censo de miembros que este órgano tenía en mayo 246. Este requisito se considera de fácil cumplimiento para cualquier aspirante 'serio' y, al mismo tiempo, una barrera necesaria para impedir que proliferen 'espontáneos'.

Los afines a Chacón creen que 'dará el paso', sin descartar otros nombres

A los aspirantes que adquieran esa condición de 'precandidatos' se les proporcionará un espacio físico, el censo de militantes y se les facilitará, por ejemplo, los envíos postales, pero no recibirán ayuda económica ni de personal.

El número de delegados será 969 y los aspirantes que quieran alcanzar la condición oficial de candidatos, que habrá de formalizarse en el propio congreso, tendrán que presentar el aval de un mínimo del 20% 194 firmas, no pudiendo superar el 30% para evitar que por este procedimiento un candidato pudiera bloquear la presentación de otros aspirantes acumulando avales [En el 35º Congreso, bastó con presentar el 10% de avales]. Se evitará que esos avales vayan 'mandatados' desde las federaciones.

Aunque los aspirantes guardan silencio sobre sus intenciones, Público ha podido confirmar que Alfredo Pérez Ru-balcaba tiene decidido postularse al menos desde el miércoles, después de haber vencido muchas dudas internas y tras ceder a la presión de su entorno.

Carme Chacón también guarda sus cartas, incluso ante sus partidarios, pero la impresión de quienes han podido hablar con ella en los últimos días es que, aunque todavía quiere 'darle una vuelta' porque tampoco ha salido bien parada de los comicios del 20-N, finalmente 'dará el paso'.

A favor de esta impresión actúa la evidencia de que alguien tendrá que poner voz y cara a los críticos con un posible entronamiento de Rubalcaba. Y, si no es la ministra de Defensa, ayer seguía sin haber una alternativa clara, aunque en algunos círculos se cita el nombre del portavoz en el Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar.

Que no haya ahora una alternativa clara no quiere decir que no surja. De hecho, el secretario general de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, apuntó ayer la posibilidad de que aparezca una 'tercera vía' y no es el único que lo hace en privado.

A favor de esta posibilidad se argumenta que la militancia no sólo quiere 'hablar del nombre' del sucesor de Zapatero, sino también del 'modelo de partido que quiere'. Y hay un tercer factor de discusión para determinar el retrato robot del nuevo líder: para algunos, ahora se trata de elegir sólo a un nuevo secretario general; para otros, sin embargo, el nombre debe decidirse pensando también en que sea el próximo candidato electoral.

De eso se hablará y mucho en los congresillos que se celebrarán entre el 16 y el 22 de enero para elegir a los delegados al congreso federal. Allí se cocerá el resultado del 38º Congreso del PSOE. La cocina la encenderá hoy el Comité Federal, ante el que están previstas dos intervenciones en abierto: la de José Luis Rodríguez Zapatero, que rendirá cuentas como secretario general, y la de Rubalcaba, que lo hará como candidato.