Público
Público

Rajoy intensifica su ofensiva diplomática en plena negociación sobre el rescate

El presidente se reunirá con Merkel, Hollande y el primer ministro finlandés antes de que el Constitucional alemán dé su visto bueno al segundo fondo de ayuda europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los intereses de España se están jugando fuera de España. El Gobierno tiene claro que el futuro económico del país pasa por las negociaciones que ponga en marcha en las próximas semanas con los principales mandatarios europeos. De esas conversaciones dependerán, en gran medida, las condiciones que tendrán que afrontar las instituciones españolas ante el más que probable rescate de la economía española que se prevé para este otoño.

Por eso, el Ejecutivo intensificará en los próximos meses su ofensiva diplomática que tendrá como objetivo primordial la estabilidad de la eurozona y la permanencia de España dentro de la moneda única. Los encuentros clave, las reuniones con los líderes de los países con mayor peso dentro de la UE, y con los más reticentes a un nuevo plan de ayuda para la economía española tendrán lugar antes de finales de septiembre, cuando podría producirse la petición formal del rescate por parte del Gobierno.

Porque el equipo que preside Mariano Rajoy no pedirá ayuda a la UE hasta que el Tribunal Constitucional alemán no se pronuncie sobre el fondo de rescate permanente -el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el MEDE- y el pacto de disciplina fiscal europeo que endurece las sanciones a los países que incumplan el objetivo de déficit. Y el fallo no está previsto hasta el 12 de septiembre.

Los detalles de ese rescate 'blando' se podrían concretar en las reuniones que mantendrá Rajoy con los máximos responsables de la UE antes de esa fecha y que se iniciarán este martes con el encuentro que mantendrán el presidente del Gobierno y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Ambos comerán esta tarde en el palacio de La Moncloa donde según han insistido desde el Ejecutivo español perfilarán la puesta en marcha de los acuerdos adoptados en la reunión que el Consejo mantuvo los días 27 y 28 de junio, para una mayor integración bancaria, fiscal y política de la UE. A continuación, ofrecerán una rueda de prensa conjunta.

Dos días después el presidente francés, François Hollande, llegará a Madrid junto a su equipo diplómatico y económico, para mantener otro almuerzo con Rajoy. Ambos mandatarios hablarán sobre el futuro económico de España dentro de Europa y sobre las fórmulas que garanticen la estabilidad de la zona euro en los próximos años. Pero también concretarán los detalles de la cumbre bilateral España-Francia que se celebrará en una ciudad por concretar del país vecino el 10 de octubre.

Justo una semana después, el 6 de septiembre, será la canciller alemana, Angela Merkel, la que comerá con Rajoy en La Moncloa, en un encuentro previsto desde hace meses y que coincidirá con la celebración de una conferencia empresarial de inversores españoles y alemanes organizada por las patronales de ambos países. El futuro económico de España estará sobre la mesa durante la comida que compartirán ambos mandatarios. Tras la posterior rueda de prensa Rajoy y Merkel clausurarán la mencionada conferencia empresarial que tendrá lugar en el mismo complejo de La Moncloa, y en el que también estarán invitados a participar los líderes de los sindicatos CCOO y UGT.

Cinco días más tarde tendrá lugar la reunión entre Rajoy y el jefe de Gobierno de uno de los países más reacios a dar ayudas a los países europeos en apuros. Esta vez, el que se desplazará hasta La Moncloa será el el primer ministro finlandés, Jyrki Katainen. El país nórdico, junto con Holanda, ha sido el que más problemas ha puesto a que el fondo de rescate europeo comprara deuda de los países con problemas, por lo que el encuentro será clave para convencer a este socio europeo de las nuevas necesidades de la economía española y negociar nuevas condicionalidades.

La ofensiva europea concluirá una semana despúes, el día 20 de septiembre, cuando Rajoy se reunirá en Madrid con el presidente del Banco Europeo de Inversiones, Werner Hoyer. Con él negociará la cantidad que necesitará España para poner en marcha el plan de crecimiento con el que el Ejecutivo pretende iniciar la recuperación económica y la creación de empleo.

Un día después, el presidente español viajará a Roma donde tras mantener un encuentro bilateral con el primer ministro de aquel país, Mario Monti, participará en una comida con los jefes de Gobierno que acudirán al acto que celebrará la Internacional Democrática de Centro de la que Rajoy es vicepresidente. Está previsto que durante el cónclave el jefe del Ejecutivo sea refrendado en su cargo.

La agenda internacional del presidente también será más intensa de lo habitual antes de que finalice el año. Entre los días 24 y 26 de septiembre asistirá a Nueva York, a la Asamblea General de Naciones Unidas, donde, el 25, tomará la palabra por primera vez desde que tomó posesión de su cargo. Nada más pisar suelo estadounidense Rajoy mantendrá un encuentro bilateral con el presidente de aquel país, Barack Obama. En la ciudad norteamericana también asistirá a la reunión del prestigioso foro America's Society y también mantendrá diferentes encuentros con mandatarios internacionales que están aún por concretar.

El primer día de octubre se reunirá con el primer ministro de Líbano, Najib Mikati, con quien hablará, principlamente, del papel del país en los conflictos que azotan al Próximo Oriente y, en especial de la situación de Siria. Al día siguiente mantendrá otro encuentro con el presidente italiano Giorgio Napolitano y una jornada después él y diferentes ministros españoles viajarán a Rabat para participar en una reunión de alto nivel con los mandatarios del país. También se verá con el rey, Mohammed VI.

A finales de mes tendrá lugar en Madrid una cumbre bilateral España-Italia y, ya en noviembre, Rajoy participará en la cumbre iberoamericana que se celebrará en Cádiz los días 16 y 17 de ese mes, antes de que, a finales, se reúna con la presidenta brasileña, Dilma Roussef y asista a Turquía a una nueva reunión de alto nivel.

28 de agosto: Almuerzo con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en La Moncloa.

30 de agosto: Almuerzo con el presidente de Francia, François Hollande, en La Moncloa.

6 de septiembre: Almuerzo con la canciller alemana, Angela Merkel, en La Moncloa, donde ambos mandatarios clausurarán una conferencia empresarial de inversores españoles y alemanes.

11 de septiembre: Almuerzo con el primer ministro de Finlandia, Jyrki Katainen, en La Moncloa.

12 de septiembre: Encuentro bilateral con el primer ministro de Andorra, Antoni Martí, en La Moncloa.

20 de septiembre: A las 11.00 horas se reunirá con el president de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, en La Moncloa. Por la tarde mantendrá un encuentro con el presidente del Banco Europeo de Inversiones, Werner Hoyer.

21 de septiembre: Viajará a Roma donde participará en la reunión de la Internacional Democrática de Centro, de la que será nombrado de nuevo vicepresidente. Se reunirá con el primer ministro italiano, Mario Monti.

24-26 de septiembre: Acudirá a Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU. El 24 por la tarde se reunirá con el presidente estadounidense, Barack Obama. Al día siguiente intervendrá en la Asamblea por primera vez desde que es presidente. Y el día 26 asistirá, además, al encuentro de la America's Society.

1 de octubre: Encuentro bilateral con el primer ministro de Líbano, Najib Mikati, en La Moncloa.

2 de octubre: Reunión con el presidente italiano, Giorgio Napolitano, en La Moncloa.

3 de octubre: Viajará a Marruecos donde, junto a otros ministros del Gobierno, participará en Rabat en una reunión de alto nivel con mandatarios del país vecino.

10 de octubre: Cumbre bilateral España-Francia en el país galo, en un lugar aún por determinar.

17 de octubre: Viajará a Bucarest donde participará en el Congreso del PP europeo.

29 de octubre: Cumbre bilateral España-Italia en La Moncloa.

16-17 de noviembre: Acudirá a Cádiz, donde participará en la Cumbre Iberoamericana.

19 de noviembre: Encuentro bilateral con la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, en La Moncloa.

27 de noviembre: Asistirá a una reunión de alto nivel en Turquía.