Público
Público

Rajoy se toma el día libre en el Congreso

El líder del PP no asiste a la segunda jornada del debate sobre el estado de la nación porque tenía que "adelantar trabajo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe de la oposición decidió ayer quedarse en su despacho de la sede nacional del PP y no acudir a la segunda sesión del debate sobre el estado de la nación. Mariano Rajoy no fue a escuchar la intervención de los portavoces del Grupo Mixto (BNG, CC, UPyD, UPN y NaBai) y del Socialista. Tampoco la respuesta que les daba José Luis Rodríguez Zapatero.

El líder del PP prefirió dedicar la mañana 'a ocuparse de temas pendientes y adelantar trabajo', tal y como explicaron sus colaboradores. Estos sostienen que no es la primera vez que ocurre y que nunca nadie antes lo había denunciado. Pero no pudieron concretar una fecha. Y aunque algunos diputados conservadores aseguraron que a ellos les 'sonaba' que esta polémica ya se suscitó hace tiempo, lo cierto es que Rajoy siempre ha estado presente en el Congreso durante todos los días en los que ha durado el debate sobre el estado de la nación.

Blanco afirma que a Rajoy 'le da pereza todo' y que anteayer quedó «noqueado»

Fuentes del PP explicaron ayer que su jefe no consideró necesario asistir porque desde que se reformó el Reglamento se retrasa la votación de las propuestas de resolución y no es imprescindible que esté presente escuchando a todas las fuerzas políticas.

Una de sus colaboradores aseguró que su jefe había realizado su labor 'muy bien' el día anterior en su cara a cara con Zapatero, que él se encontraba 'satisfecho' del papel que había realizado y que los suyos no consideraban 'para nada' que fuera una falta de respeto no permanecer hasta el minuto final sentado en su escaño. Pero en el Gobierno y en las filas socialistas sentó muy mal el feo que Rajoy le hizo a los partidos que, en conjunto, representan a cerca de 12 millones de españoles.

A juicio del PP, el presidente del Gobierno debe estar 'muy desesperado' para montar 'un lío' con todo este asunto. Además, recuerdan que en la primera jornada Rajoy estuvo prácticamente hasta acabar el debate y que escuchó atentamente las palabras del portavoz del PNV, Josu Erkoreka, y también las de su homólogo en CiU, Duran i Lleida.

El PP cree que el Gobierno está 'muy desesperado' para montar 'este lío'

Los mismos diputados conservadores notaron la falta de su líder. Los que estaban, porque también eran pocos. De los 153 con los que cuenta el Grupo Popular sólo se veía en su bancada a una veintena de ellos a primera hora de la mañana. Estos se mostraban sorprendidos por no ver a su jefe de filas pero se escabullían ante los periodistas para no tener que opinar sobre su ausencia.

Uno de ellos reconoció que la ausencia de Rajoy les hacía un flaco favor porque con ello contribuye a alimentar la 'fama de vagos' que tienen los parlamentarios, según él inmerecida. Se le veía disgustado. 'Mejor que hubiese venido una hora para hacerse la foto y así no habría habido problemas', apuntó.

En la dirección insistieron en que no se puede montar 'un escándalo'. Y, preguntada por ello, la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, quiso quitarle hierro de inmediato. Para ello,desvió el tiro hacia el PSOE, pidiéndole que aclarase qué es lo que había ido a decir ayer Zapatero a los españoles. A su juicio, la intervención del presidente había sido 'tan prescindible' como la del día anterior. 'No ha dicho absolutamente nada, no ha dado ni una sola propuesta. Está apalancado en el sillón a ver si pasa el tiempo y tiene un golpe de suerte', sentenció.

'Mejor que hubiese venido una hora para la foto', admite un diputado del PP

La ausencia de Rajoy fue aprovechada de inmediato por los socialistas. El más contundente fue el ministro de Fomento, José Blanco, quien resaltó que esa actitud es la prueba definitiva de que se quedó 'noqueado' tras su duelo con Zapatero y una muestra de que al líder del PP 'le da pereza todo: ir al Parlamento, presentar propuestas para ayudar a España a salir de la crisis o arrimar el hombro'. Además, Blanco acusó a Rajoy de 'despreciar al Parlamento' y 'abandonar sus responsabilidades'.

El PP aseguró ayer que no es la primera vez que su jefe de filas se ausenta del hemiciclo durante la segunda jornada del debate del estado de la nación. Pero no es cierto. Mariano Rajoy siempre acudió en 2005, 2006, 2007 y en 2009 (en 2004 y 2008 no hubo porque fue año electoral). Hay fotos que así lo demuestran. Y es que durante la legislatura pasada al jefe de la oposición se le pudo ver acompañado del entonces secretario general del PP, Ángel Acebes. El año pasado el líder conservador dio incluso una rueda de prensa -algo que en esta ocasión no ha realizado- para dar su opinión acerca de la intervención de José Luis Rodríguez Zapatero. El debate comenzó el día 12 y, al siguiente, Rajoy señaló en los pasillos del Congreso que él pensaba que había ganado el duelo 'por goleada'. Aunque muchos de sus diputados reconocían abiertamente que lo había perdido. En su comparecencia ante los medios, Rajoy denunció entonces que a Zapatero le había faltado presentar 'un plan global' y rehuyó explicar su propuesta de refoma laboral.