Público
Público

Rajoy ve en la Constitución la respuesta al secesionismo catalán

Poco más de 24 horas antes de reunirse con Mas, insinúa que a CiU "se le ha ido de las manos" el tema independentista y asegura que no es el momento de generar "más problemas e inestabilidad política"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la Constitución y en las leyes está la respuesta a la deriva independentista de Catalunya. Es lo que ha venido a decir este miércoles el líder del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. La parlamentaria de UPyD, Rosa Díez, que ayer dijo ver bien la supresión de la autonomía de Catalunya, ha vuelto a poner el tema secesionista en el centro del debate político.

Ha preguntado a Rajoy, al que ha ofrecido su apoyo 'frente al nacionalismo identitario que amenaza la unidad de España', qué va a hacer el Gobierno para evitar que la Generalitat catalana utilice el 'dinero del rescate' para 'financiar' su independencia. 'Yo soy el presidente del Gobierno y me he comprometido a guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes', ha contestado tajante Rajoy.

El jefe del Ejecutivo también ha aprovechado sus intervenciones en el pleno de la Cámara baja para calentar el encuentro con Artur Mas, a quien recibirá mañana en la Moncloa. Así, ha pedido al president de la Generalitat de Catalunya que tenga 'personalidad' y no se deje 'arrastrar por los acontecimientos' después de la multitudinaria manifestación de la Diada. Y ha dejado caer que a los convergentes, con sus actitudes políticas, han incitado una deriva que ahora 'se le ha ido de las manos'.

En este sentido, Rajoy ha alertado a CiU de que no es el momento de generar 'más problemas e inestabilidad política' con reivindicaciones soberanistas porque el el reto es 'colaborar todos' en crear empleo y salir de la crisis. Por ello, el presidente del Gobierno ha pedido a los responsables políticos catalanes que no se empecinen 'en el error' y trabajen para solucionar el grave problema de paro en Catalunya, la deuda pública de la comunidad y sus problemas de liquidez.

'Lo que no se puede hacer ahora es echarle la culpa de todo lo que ocurre a los demás y generar inestabilidad política con decisiones equivocadas', ha insistido Rajoy, que ha dicho no compartir ni el lema ni los objetivos de la manifestación soberanista del pasado 11 de septiembre en Barcelona.

Macías, por su parte, ha recordado a Rajoy que han sido precisamente ellos, los convergentes, quienes han apoyado en el Congresos sus reformas estructurales. 'Nadie puede dar lecciones a CiU de responsabilidad política', ha aseverado el parlamentario catalán.

Por su parte, el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha orillado el tema catalán y ha optado por poner en el centro del debate a las víctimas de la crisis: estudiantes que se quedan sin becas, dependientes que ven recortadas sus ayudas o mujeres que temen perder derechos civiles. '¿Tiene usted un plan para España?', ha preguntado, escueto, el jefe de la oposición. 'La respuesta es sí, señor Pérez Rubalcaba', ha atinado a contestar Rajoy, que ha vuelto a tirar de la herencia recibida de los socialistas poco después de recordar a CiU que no se puede 'echar la culpa' a los demás de 'todo lo que ocurre'.

Así, el jefe del Ejecutivo ha defendido el plan que está poniendo en marcha desde que llegó al Gobierno y ha augurado que 'dentro de poco' volverá a haber en España crecimiento económico y empleo.

El Ejecutivo sigue sin soltar prenda sobre si se acogerá o no al programa de compra de deuda del BCE. Tras ser preguntada por la portavoz socialista en el pleno del Congreso, la vicepresidenta del Gobierno no ha respondido sobre asunto y se ha limitado a decir que la decisión se tomará cuando se hayan analizado 'muy bien' todos los términos e implicaciones de la petición.

La mano derecha de Rajoy en el Gobierno subrayado que la posibilidad de que el BCE interviniese, hasta hace 'algunas fechas', le parecía positiva al PSOE y por eso ha retado a Rodríguez, a explicar la razón de que ahora hayan cambiado de postura.

La socialista, autora de la pregunta inicial sobre las intenciones del Gobierno de pedir un segundo rescate, no contestado a esta cuestión concreta, pero sí ha acusado al Ejecutivo de estar 'superado por la realidad' y de ocultar ante la Cámara sus verdaderas intenciones.