Publicado: 05.02.2014 14:21 |Actualizado: 05.02.2014 14:21

El rey, sin trabarse: "Hay motivos para el optimismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey se suma a la ola de optimismo del Gobierno del PP: en un discurso ante el Cuerpo Diplomático, Don Juan Carlos vendió una imagen positiva de la situación económica ante los embajadores extranjeros y dijo: "En España aún subsisten problemas muy graves, especialmente el paro, pero hay motivos para el optimismo", aunque no tuvo más remedio que reconocer que la recuperación "es aún débil y desigual".

Las perspectivas para salir de la crisis centraron la última parte del discurso del monarca, en el que ha destacó la contribución "muy relevante" del sector exterior a la mejoría del país, puesto que no sólo han crecido las exportaciones y las inversiones en otros mercados, sino que los capitales extranjeros han regresado a España "comprando deuda pública y realizando inversiones directas que crean empleo".

En su intervención ante representantes diplomáticos de todo el mundo, el jefe del Estado pidió asimismo a los electores que acudan masivamente a las urnas el próximo mayo, porque en esos comicios se elegirá "el Parlamento Europeo con mayor poder de su historia". Según los argumentos del rey, "ahora más que nunca importa alcanzar una amplia participación".

"España quiere acelerar el proceso de integración europea", recalcó Don Juan Carlos, tras destacar que, en la UE, "la recuperación aún es débil y desigual y subsisten todavía problemas de fondo que habían sido velados por la crisis". "La UE no debe encerrarse en sí misma; debe completar su red de acuerdos de asociación con otros países del mundo", añadió Don Juan Carlos.

La buena nueva para la Casa Real es que el monarca pronunció sin aparente dificultad su discurso ante el Cuerpo Diplomático, en la tradicional recepción que ofrece cada año en el Palacio Real a los embajadores acreditados en España. La expectación había crecido desde que, en su última alocución en público el pasado 6 de enero durante celebración de la Pascua Militar, el Rey se trabase en varias ocasiones mientras leía.

La Casa del Rey atribuyó esas equivocaciones a una mala iluminación de la sala. Por eso, este miércoles habían cambiado la lámpara que ilumina el atril, subiéndola de altura y sustituyendo la bombilla por otra que da una luz menos brillante que produce menos reflejo en el papel, ha explicado un portavoz de Zarzuela.

El discurso estaba redactado con frases más cortas y menos subordinadas para favorecer su lectura por el rey. El acto ha permitido ver al monarca caminando con una sola muleta y apoyándose en el brazo de un ayudante.

En nombre del Cuerpo Diplomático, el Nuncio del Vaticano en España, Renzo Frattini, mostró su confianza en que los españoles sabrán "salir juntos de esta crisis" y subrayó que el "liderazgo y el buen hacer" de los reyes resultan hoy "indispensables".