Público
Público

Rubalcaba acusa a Aznar de entorpecer el final de ETA

El candidato del PSOE cree que el presidente "pone palos en la rueda" con sus declaraciones sobre la banda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'En esta situación de crisis podemos hacer cualquier cosa menos no decir lo que vamos a hacer'. Alfredo Pérez Rubalcaba, el candidato socialista, adoptó una vez más un tono pedagógico para explicar su propuestas electorales. Cree que sólo así podrá ganar el 20-N: explicando lo que va a hacer y cómo va a hacerlo.

¿Y qué va a hacer? Cosas que ya ha dicho: que implantará un impuesto a las grandes fortunas y hacer que, en un contexto de 'esfuerzos generalizados', sean los que más tienen quienes aporten más.

Lo único relativamente novedoso en la entrevista que concedió en Antena 3 a Susana Griso fue que reconoció que el Impuesto de Patrimonio se recuperó a instancia suya.

Eso y su acusación al expresidente Aznar de 'poner palos en la rueda' en este proceso de liquidación de ETA. 'Lo de ETA va muy bien para el Estado y los demócratas. Estamos dando los últimos pasos y no podemos equivocarnos. ETA está boqueando y si lo hacemos bien en poco tiempo habrá desaparecido', afirmó cuando le preguntaron sobre la cuestión. 

Por eso, las declaraciones del pasado viernes de Aznar sobre el terrorismo no le parecieron lo más acertadas: 'No me gusta criticar a los expresidentes: son instituciones del Estado, pero con sus declaraciones, no ayuda ni a su país ni a su partido. Habría que decirle 'no meta usted palos en las ruedas''.

No le preocupan los mordiscos que le pegan sin piedad las encuestas, las que le sitúan a años luz del PP en intención de voto. 'Yo me esmero por explicar a la gente cuáles son mis soluciones mientras Rajoy no explica nada. Tenemos que llegar a los votantes socialistas más alejados. Las encuestas también reflejan estereotipos, que la derecha sabe resolver los problemas económicos y la izquierda, las cuestiones sociales'.

'Para bien o para mal, he formado parte del Gobierno'

Y en ese tono pedagógico, Rubalcaba explicó varias cosas ya muchas veces explicadas: que España no puede volver al ladrillo, que tiene que ser una economía competitiva, obligada a competir con países donde los sueldos son más bajos; habló también de la banca, a la que acusó de tener gran parte de culpa en la crisis.  

Para Rubalcaba el origen de la crisis es un problema financiero, provocado por una desregulación excesiva de los mercados que los políticos toleraron. 'Los mercados han jugado en un casino desregulado'. Y ante una crisis tan cambiante, lo que hay que hacer es explicar bien las cosas y denunciar que hay bancos que se han comportado de forma irresponsable, con indemnizaciones intolerables a sus directivos.

Reconoció el candidato socialista errores propios pero no renegó de su pasado, ni de su responsabilidad: 'Nunca voy a tratar de esconder lo que he sido. Puede que reaccionáramos tarde a la crisis. Para bien o para mal, he formado parte del Gobierno'.  

Por último, Rubalcaba defendió la honorabilidad de José Blanco, ministro de Fomento, con el mismo ahínco que criticó a Rajoy: 'Hay muchos Rajoys, el que gobernó, el que estuvo en la oposición entre 2004 y 2008, el que aparece ahora más moderado. Ahora tendrá que decir a la gente lo que quiere hacer'.