Público
Público

Rubalcaba insiste a ETA en que "eso de las treguas ya se acabó"

El vicepresidente admite haber contactado varias veces esta semana con el PP ante un inminente anuncio de la banda. La izquierda abertzale ratifica su apuesta por vías "exclusivamente políticas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno no dará su brazo a torcer en materia antiterrorista. Ante una inminente declaración por parte de ETA para ampliar los términos de la tregua anunciada en septiembre, de forma que el alto el fuego sea a partir de ahora 'unilateral, permanente y verificable', el vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiteró este viernes que el tiempo de las treguas 'se acabó'. 'Ya no vale', insistió, 'lo que espera el Estado es que la violencia acabe definitivamente'.

El portavoz del Ejecutivo fue reiteradamente preguntado por el probable e inminente anuncio de la banda terrorista durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. Rubalcaba intentó evitar cualquier tipo de valoración ante lo que calificó de 'rumores'. Y es que, según indicó, en materia de política antiterrorista el Gobierno se atiene 'únicamente a hechos'. 'Los rumores no son más que rumores y no los comento. Y creo que es mejor que no los comente', recalcó.

Esgrime la operación contra Segi como ejemplo de la actual política contra ETA

Ante la insistencia de los periodistas, el vicepresidente primero recordó que 'la posición' del Gobierno 'no ha cambiado' respecto a la banda. Puso como ejemplo la detención el jueves de seis jóvenes acusados de pertenecer a la organización juvenil ilegalizada Segi y dos abogados. Esa operación de la policía demuestra, a juicio del ministro del Interior, que la política antiterrorista del Ejecutivo 'sigue siendo exactamente la misma'.

Su postura no contempla aceptar ningún tipo de tregua por parte de ETA. 'Que quede claro que esto de las treguas se acabó', insistió Rubalcaba. El vicepresidente primero recordó que 'hubo un tiempo en la historia española en la que todos los partidos democráticos' tenían una idea de cómo acabar con la violencia, y que 'en ese esquema de final de la violencia que forma parte del Pacto de Ajuria Enea y de otros pactos, la tregua ocupaba un papel. Pero eso ya no es así'.

El portavoz gubernamental no entró a valorar la posibilidad de que ETA emita un comunicado en los próximos días, pero reconoció haber hablado sobre este asunto con el principal partido de la oposición. Con el PP, explicó el vicepresidente, el Gobierno habla 'de todo lo que tiene que ver con la política antiterrorista. Y todo es todo'. El vicepresidente reconoció que él mismo ha mantenido contactos con dirigentes conservadores 'esta misma semana' y 'varias veces'. Este periódico ha podido confirmar que, en los últimos días, el Ejecutivo ha mantenido contactos con todos los grupos políticos para abordar este asunto.

Rubalcaba califica de 'rumores' una próxima declaración de la banda

Esas reuniones se produjeron en la misma semana en la que PSOE, PP y UPyD pactaran en el Congreso de los Diputados un texto instando al Gobierno a dejar claro a la izquierda abertzale que, de cara a próximas citas electorales, no bastará con que presenten un programa en el que condenen la violencia. La moción les exige que renieguen de la banda terrorista ETA en sus actos y tomas de posición.

Mientras tanto, la izquierda abertzale ilegalizada mantiene su apuesta por las vías políticas. Dos de sus más destacados militantes, Joseba Alvarez y Joseba Permach, aseguran, en un artículo publicado en el diario Gara, que en la actualidad 'existen condiciones objetivas' para poner en marcha un 'proceso democrático' que conduzca a la paz definitiva y la resolución del 'conflicto'. 'La paz hoy y aquí es posible, y la apuesta de la izquierda abertzale por las vías exclusivamente políticas viene a dar fe de su firme voluntad', insisten.

La antigua Batasuna insiste en que ve «condiciones para resolver

Alvarez y Permach fueron absueltos por la Audiencia Nacional junto a Arnaldo Otegi en la causa abierta en la Audiencia Nacional para investigar el acto político celebrado en Anoeta, en 2004, en el que la ilegalizada Batasuna presentó su propuesta para el anterior proceso de paz. En su artículo ambos miembros de la izquierda abertzale consideran que el citado caso sereabrió tras la ruptura de la tregua anterior como medidade 'represión'.

Sin atribuir ahora a la sentencia absolutoria una 'decisión política', los dos miembros de la izquierda abertzale confían, sin embargo, en que el fallo judicial sea 'el primero de los pasos que desde Madrid, y también de forma unilateral', puedan darse para avanzar hacia un proceso de paz.

En su texto, Álvarez y Permach cuestionan abiertamente la actitud del lehendakari, Patxi López, así como la del consejero vasco del Interior, Rodolfo Ares, ante los pasos dados por la izquierda abertzale. También advierten de que el PP presionará al PSOE para que no favorezca un proceso de paz. 'Porque baraja como posibilidad gestionarlo él tras su más que posible llegada a la Moncloa', dicen, antes de pedir a ambos partidos que estén 'a la altura'.

Advierte de que el PP presionará al PSOE para evitar un proceso de paz

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, advirtió este viernes, por su parte, de que 'la democracia no puede conformarse' con un alto el fuego de ETA, sino que debe exigir 'su disolución y desarme'. El número dos de los conservadores vascos manifestó que 'lo único' que espera su partido es el cese definitivo de la violencia porque, a su juicio, no se pueden aceptar 'altos el fuego a modo de chantaje que los terroristas ponen encima de la mesa para tratar de obtener una mejor posición política y, en este caso, colarse en las próximas eleccionesmunicipales'.

En cambio, el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, calificó de 'positivas y esperanzadoras' las declaraciones realizadas durante las últimas semanas por diferentes portavoces de la izquierda abertzale, si bien matizó que 'lo que muestra la experiencia' es que 'lo verdaderamente decisivo' es lo que decida ETA al respecto.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, el parlamentario del Grupo Vasco aseguró que si la banda terrorista abandona definitivamente la violencia su partido lo aplaudiría.