Público
Público

Rubalcaba se muestra "satisfecho" con la sentencia del Estatut

El ministro de Interior recusa a PP de "haber hecho mucho daño" cuando promulgaba que España se rompía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado hoy 'satisfecho' con el fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatut de Catalunya. Durante los desayunos de RTVE, se ha congratulado de que tras el largo periodo de deliberación, el tribunal finalmente ha 'dado la razón a lo que nosotros votamos'. ' El Estatuto tiene 38.000 palabras, el recurso (presentado por el PP) impugnaba 16.000, el tribunal ha enmendado sólo 300', Rubalcaba asegura que 'me siento muy respaldado por el Tribunal Constitucional'.

El ministro se ha expresado en términos muy severos contra el PP, al que acusa de 'haber hecho mucho daño' cuando hace unos años anunciaba las presuntamente catastróficas consecuencias del texto. 'El PP decía que España se iba a romper, que estábamos cambiando la Constitución, que los derechos de los catalanes iban a ser superiores al del resto de los españoles' recuerda.

Rubalcaba no ha querido contradecir las palabras de  su compañero José Montilla, actual presidente de la Generalitat de Catalunya, quien ha llamado a manifestarse contra la sentencia. 'Uno puede pelear y manifestarse, es parte del ejercicio en una democracia libre'. Tampoco ha dado mayor importancia al resto de declaraciones de los representantes de los partidos catalanes, indignados con la sentencia: 'esos partidos han defendido siempre lo mismo, tienen un punto de vista y una sensibilidad diferentes, hay independentistas, nacionalistas; no hay que temer las reacciones siempre que sean moderadas'.

 Al ser preguntado sobre dos de los aspectos impugnados más simbólicos, la nación y lengua catalanas, Rubalcaba se ha mostrado claro. Sostiene que el texto inicial contemplaba en el primer artículo la cuestión de Catalunya como 'nación', que fue cambiada por 'nacionalidad' para adecuarla a la Constitución y llevada al preámbulo para que careciera de validez jurídica. El Estatut, puntualiza, está ya consolidado como un proyecto de autogobierno, 'con el tiempo veremos que es un buen estatuto, amparado en la constitución'.

 

El responsable del Ministerio del Interior se ha mostrado prudente al ser preguntado sobre el pacto anunciado entre Eusko Alkartasuna y  Batasuna. Ha negado que la formación ilegalizada pueda tener representación en las urnas: 'batasuna es ilegal porque el Tribunal Supremo y el Constitucional dijeron que no se puede estar con las bombas y con los votos'.  'Si batasuna quiere ser legal tendrá que dejar de ser instrumento de ETA. Tiene dos opciones: romper con ETA. No separarse, romper. Que los españoles nos enteremos de que se rompió su relación. La otra opción es convencer a ETA de que lo deje, que lo deje del todo'.

En cuanto a una hipotética ilegalización de EA, Rubalcaba ha sido tajante: 'las ilegalizaciones las deciden los jueces, hay gente que se pasa el día pidiendo al gobierno ilegalice cosas, hay que pedirle a la gente que lea un poquito'. A lo que añadió que 'salvo que las fuerzas de seguridad puedan demostrar que las siglas de EA han sido tomadas por Batasuna, no creo'. Otro asunto diferente es que EA incorpore en sus listas a miembros de la izquierda abertzale. 'En ese caso esas listas puedes tener problemas, se arriesgan a que un juez las rechace'. Rubalcaba ha terminado diciendo que 'Batasuna no se nos va a colar por la puerta de atrás, si quieren entrar en democracia, tendrán que seguir las reglas'.

Rubalcaba no ha querido aventurar sobre el posible fin de la banda terrorista ETA.'Estamos bien'. 'Comparativamente no hay más que ver los atentados, si ETA no mata es porque no puede'. 'El diálogo que mantuvo con el gobierno le hizo mucho daño porque lo rompieron ellos y mucha gente de su entorno no comprende por qué'. 'Hay que mantener la presión, la lucha policial es clave'. ¿Estamos cerca del final? 'No podría decirle. Lo que sí creo que tenemos que hacer es mantener la tranquilidad, no podemos correr.'