Público
Público

El fin de semana acaba con 21 muertos en las carreteras

Sólo el primero del año registró una mayor mortalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 21 personas perdieron la vida en los 19 accidentes registrados en las carreteras españolas durante el pasado fin de semana, que se ha convertido en el de mayor mortalidad de 2011 a excepción del primero del año, que a efectos de siniestralidad incluyó la jornada del 31 de diciembre y se cerró con 21 víctimas mortales.

Además, según los datos provisionales facilitados por la Dirección General de Tráfico, desde las 15,00 horas del pasado viernes hasta las 20,00 horas del domingo, seis personas resultaron heridas graves y otras cinco sufrieron lesiones leves. Por días, en la tarde-noche del viernes hubo cuatro accidentes con cuatro muertos, mientras que el sábado se contabilizaron seis siniestros con otros tantos fallecimientos y hoy murieron siete personas en cinco accidentes.

Entre los siniestros registrados durante el fin de semana destaca el que acabó con la vida de tres jóvenes en la noche del viernes al sábado en Pedralbes (Barcelona). El accidente ocurrió cuando el vehículo en el que circulaban los jóvenes, de entre 18 y 20 años, se estrelló contra un autobús urbano. La cuarta ocupante del coche, otra joven de 18 años, fue ingresada en estado grave en el Hospital Clínic de Barcelona.

En lo que respecta a la jornada del domingo, una colisión frontal entre dos turismos, en la que hubo otros tres vehículos implicados, acabó con la vida de los dos conductores, mientras que dos peatones fallecieron en As Neves (Pontevedra) al ser atropellados por un vehículo cuando caminaban de madrugada por una carretera comarcal.

Por otro lado, la Generalitat de Catalunya anunció que ha decidido aplazar temporalmente la eliminación del límite de velocidad de 80 kilómetros por hora en los accesos de Barcelona, prevista para hoy. La causa es la llegada de un anticiclón que hará aumentar los niveles de contaminantes en la atmósfera sobre la Ciudad Condal, en concreto de los niveles de óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión.