Público
Público

El Senado renovará el Constitucional a mediados de noviembre

Las Cortes deben cambiar antes la ley orgánica del tribunal para acortar el mandato de los nuevos magistrados. El último candidato, Pérez de los Cobos, pasa el examen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Visto para sentencia. La Comisión de Nombramientos del Senado culminó ayer miércoles, por fin, un camino de casi tres años. Designó al cuarto y último candidato a magistrado del Tribunal Constitucional (TC) pendiente de renovación por la Cámara alta: Francisco Pérez de los Cobos, catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad Complutense de Madrid. Ahora sólo falta que el pleno ratifique la propuesta. Y eso no será, previsiblemente, hasta mediados de noviembre.

¿Por qué? Antes de sellar el relevo, el pleno del Congreso, la próxima semana, y el Senado (como pronto, el día 2) deben proceder a modificar la Ley del TC, para recortar el mandato de los cuatro nuevos jueces de nueve a tres años, y respetar así la renovación por tercios, como consigna el artículo 159. 3 de la Constitución. Y es necesario hacerlo porque en noviembre vence el mandato de otros cuatro magistrados, y a estos debe elegirlos el Congreso. 

Los cambios se han colado a través de enmiendas a la primera ley orgánica que contaba con una tramitación más rápida: la que modifica y reorganiza la papeleta del Senado para reducir la gran cantidad de votos nulos (básicamente, se reduce el formato sábana, se coloca a los partidos según el número de votos obtenidos en las elecciones precedentes y se elimina la obligación de situar a los candidatos de cada formación por orden alfabético).

Los nuevos jueces sólo se quedarán seis años en el TC, en lugar de nueve

La enmienda aclara que 'si hubiese retraso en la renovación por tercios de los magistrados, a los nuevos se les restará del mandato el tiempo de retraso en la renovación'. Además, se aclara que las vacantes que se produzcan por causas distintas a la expiración del mandato –un fallecimiento, por ejemplo, como ya sucedió con Roberto García-Calvo, muerto en 2008–, 'serán cubiertas con arreglo al mismo procedimiento utilizado para designación del magistrado que hubiese causado vacante y con el tiempo que a éste restase'.

Cuando la ley del TC se publique en el Boletín Oficial del Estado –y por tanto, entre en vigor–, la Cámara Alta nombrará a los cuatro nuevos magistrados. Es decir, hacia el 16-17 de noviembre, informan fuentes parlamentarias. Estos cuatro jueces permanecerán en el cargo seis años, y no nueve. 

PP y PSOE pactaron el pasado 28 de septiembre desbloquear una situación que ya le quemaba en las manos, tremendamente 'incómoda', como reconoció el portavoz conservador, Pío García-Escudero. Y en buena medida el pacto fue posible porque María Dolores de Cospedal sustituyó al más duro Federico Trillo en las negociaciones con el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Francisco Pérez de los Cobos –el elegido por el PP para reemplazar al rechazado por dos veces Enrique López, ex portavoz del Consejo del Poder Judicial y martillo del Gobierno socialista en su primera legislatura–, pasó ayer su examen. El catedrático subrayó cómo la “preocupación constitucional” recorre su trayectoria, desde su tesina –sobre los piquetes de huelga– hasta su última obra, aún en imprenta, dedicada a la Ley Orgánica de Libertad Sindical.

Pérez de los Cobos subraya el 'amplio marco de coincidencias' de la Carta Magna

“El TC ha sido certero al sostener y reiterar que la Constitución es un marco de coincidencias suficientemente amplio como para que dentro de él quepan opciones políticas de muy diverso signo”, señaló. Una frase muy celebrada por los portavoces de PSOE y CiU, Carmela Silva y Jordi Vilajoana. Carles Bonet (senador de ERC y perteneciente a Entesa Catalana de Progrés) le pidió que tuviera “presente” que iba a ser nombrado por la Cámara territorial. Fue una apelación que el portavoz ya hizo en julio a Francisco José Hernando, el otro candidato del PP: “Obviamente, sé que me elige la Cámara de representación territorial de España”, refrendó después Pérez de los Cobos. Silva recordó que la de ayer no era 'una Comisión de Nombramientos más', sino una 'especial'. 'Pasará a la historia', dijo, ya que certifica el acuerdo de los dos grandes partidos después de tres años. García-Escudero alabó la 'utilidad' de la trayectoria del catedrático en el TC y simplemente deseó 'suerte' al aspirante.

Apoyaron su designación PSOE, PP, PNV y Mixto. CiU votó en contra por 'todo el procedimiento seguido' y porque ninguno de los magistrados que saldrá del Senado procede de Catalunya. Bonet se abstuvo, por la pluralidad de opiniones de la Entesa (el grupo lo forman PSC, ERC, ICV e IU), la odisea del Estatut y la sentencia del alto tribunal y por el recurso ante el TC que ayer el Grupo Popular del Senado anunció contra la prohibición de los toros en Catalunya. “Como uno no es de piedra, le afectan estas cuestiones”, apostilló, socarrón. Como se trata de un voto ponderado, hubo 240 síes, siete noes y 16 abstenciones. 

Francisco Pérez de los Cobos Orihuel // Es catedrático de Derecho del Trabajo en la Complutense y director del Departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social. Ha pasado por las universidades de Valencia e Illes Balears y por la Autónoma de Barcelona. Ha elaborado dictámenes para diversas instituciones, públicas y privadas, estatales, autonómicas e internacionales. Fue elegido por Aznar como experto del Consejo Económico y Social, donde ha permanecido casi 11 años.

Adela Asúa Batarrita // Catedrática de Derecho Penal de la Universidad del País Vasco. Fue propuesta por el Parlamento de Vitoria a instancias del PSE, aunque también la votó el PNV.Es especialista en temas de terrorismo, extranjería, corrupción y agresiones sexuales desde la perspectiva de la violencia de género. 

Luis Ignacio Ortega Álvarez // Lo auparon las Cortes manchegas a petición del PSOE. Es catedrático de Derecho Contencioso-Administrativo de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Francisco José Hernando Santiago // Ex presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (2001-2008). Lo propuso el PP en cuatro parlamentos: Aragón, Castilla-La Mancha, Murcia y Comunitat Valenciana.