Público
Público

La sensación de agravio fiscal en Catalunya dispara el voto independentista

Según un sondeo oficial, casi el 43% de los catalanes votaría la secesión, sobre todo por razones económicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El independismo sigue al alza en Catalunya, donde casi el 43% de los electores votaría hoy a favor de la secesión en caso de un referéndum sobre su vinculación con el Estado español, según un sondeo oficial. Sólo un 28,2% lo haría en contra, un 23,3% se abstendría y un 4,4% se declara indeciso. El dato es tan significativo como el hecho de que la pregunta explícita sobre el voto en una hipotética consulta figure por vez primera en el barómetro político del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. El suceso se produce justo un año después de la sentencia del Estatut.

El sondeo, realizado sobre una muestra de 2.500 personas consultadas en la primera quincena de junio, también explora significativamente el estado de opinión sobre el pacto fiscal o concierto económico en versión catalana, objetivo estrella de Artur Mas. Según el barómetro, tres de cada cuatro ciudadanos (75,5%) están 'totalmente' (50,4%) o 'más bien' (25,1%) a favor de que la Generalitat recaude y gestione los impuestos.

El 75,5% apoya que la Generalitat recaude y gestione todos los impuestos

'El país va en la línea cada vez más de ejercer el derecho a decidir, y dentro de eso hay un consenso general que es tener la autonomía financiera y fiscal', dijo Artur Mas al ser interrogado sobre los resultados. Fiel a su estrategia de apostar por la soberanía fiscal como alternativa a corto plazo ante el desiderátum independentista, el líder de CiU subrayó el peso del factor económico en la evolución de un amplio sector de la opinión pública hacia posiciones soberanistas.

En febrero de 2010, el propio CEO estimaba el independentismo en sólo un 19,4%, incluso por debajo del estudio anterior de diciembre de 2009 (21,6%), mientras que hace un año un sondeo de La Vanguardia lo cifraba en un 37%, dos puntos más que el precedente. Más allá de la confusión de guarismos, la pujanza del independentismo es un hecho. Lo nuevo es el dato obtenido a partir de un supuesto de voto y con el aval de un instituto oficial. Laia Bonet, portavoz del PSC, calificó de 'perversión' la inclusión de la pregunta y acusó al Govern de instrumentalizar el CEO.

'El país va en la línea cada vez más del derecho a decidir', dice Mas

En todo caso, las razones del electorado apuntan en el horizonte más útil a Artur Mas. Hasta el 36,4% de los potenciales votantes independentistas se justifican por la aspiración de autogestión económica y la convicción en la capacidad del país y sus propias instituciones para llevar a cabo esta tarea. La Generalitat cifra entre 12.000 y 15.000 millones el déficit de la balanza fiscal de Catalunya, lo que supone un 9% del PIB, desfase que considera inaceptable.

A la aspiración de autogestión se suma un sentimiento de incomprensión por el resto de España y la convicción de que Catalunya mejoraría en calidad de vida. Sólo en cuarto y quinto lugar figura el sentimiento identitario de catalanidad y la traducción de este hecho en la idea de nación.

El estudio constata el claro aumento de quienes creen insuficiente la actual autonomía (pasan del 62% en la oleada de febrero al 66,5%). De hecho, más de la mitad (55,5%) desea que Catalunya sea un estado. No obstante, la opción federal prevalece y crece (pasan del 31,9 % al 33%) respecto a la independencia total, que también sube (del 24,5% al 25,5%). En todo caso, solo un (31,8%) cree hoy en el modelo autonómico.