Público
Público

Solbes duda que la reforma laboral "sea suficiente"

Según el ex vicepresidente económico, la propuesta del Gobierno "mejora la situación actual pero no cambia conceptualmente las cosas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex ministro de Economía y Hacienda Pedro Solbes aseguró este jueves que cuando uno analiza la reforma laboral aprobada por el Gobierno, 'a uno le queda la duda de si será suficiente', al tiempo que lamentó que se vaya a tramitar como proyecto de ley porque no se debería retrasar.

'Es imprescindible disponer de todos los elementos cuanto antes mejor', insistió Solbes durante su intervención en el congreso ExpoManagement 2010.

A juicio del ex ministro, la reforma laboral puede servir para corregir dificultades pero cuenta con algunos 'problemas', que cree, habría que valorarlos.

La reforma 'mejora la situación actual pero no cambia conceptualmente las cosas', explicó.

La idea de Solbes es que cualquier reforma laboral debe tener como objetivo fundamental que el coste del despido no sea un desincentivo para la contratación y que la negociación colectiva no sea un obstáculo para el ajuste de las empresas.

Por ello, el ex ministro abogó por encontrar un sistema más 'eficiente' que facilite la vuelta al mercado de trabajo y consideró que aunque posiblemente el texto encuentre un mayor respaldo político en el Parlamento, hay que tratar de distinguir entre 'lo urgente y lo importante'.

Solbes dice que la reforma laboral debe tener como objetivo fundamental que el coste del despido no sea un desincentivo para la contratación

Lo lógico, dijo, sería que en la reforma ya hubiera estado pactado todo de antemano y hoy aplicarlo, porque 'eso habría ayudado a ganar credibilidad y confianza'.

Pero aun así, el ex vicepresidente segundo insistió en que el país está 'mucho mejor que hace 10 ó 15 años', en alusión a que cuenta, entre otras virtudes, con una mayor población activa, mejor formada y con una gran capacidad empresarial.

'Sigo siendo un optimista y veo las cosas bastante bien', aunque pienso que 'hay que hacer las cosas que hay que hacer y ponerse a trabajar'.

En cuanto a la consolidación del sistema financiero, coincidió con la idea del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en que se ha avanzado 'bastante', si bien señaló los nuevos retos para el sector como las mayores exigencias internacionales de capital o reducir el exceso de capacidad del sector.

También alabó la disposición del organismo supervisor de difundir las pruebas de resistencia hechas a la banca española para estimar su solvencia en situaciones futuras complicadas.

Respecto a la consolidación fiscal y el esfuerzo del Gobierno para que el déficit público no supere el 3% en 2013, Solbes sólo dijo que el programa del Ejecutivo ha sido 'muy criticado' porque prevé crecimientos para 2011 que 'no parecen muy realistas'.

También recordó que España salió más tarde que el resto de los países de la UE de la crisis, al dejar la recesión en el primer trimestre, aunque ello no quita que haya 'riesgos a la baja' por las medidas fiscales.

Además, aunque no lo concretó, podría estar también el miedo de contagio de la crisis griega a otros países de la zona del euro.

Pero Solbes insistió en que la moneda común sigue 'viva y potente', aunque cuestionó si se podría reforzar el euro con medidas de coordinación fiscal.