Publicado: 15.09.2016 17:44 |Actualizado: 15.09.2016 17:44

El Supremo confirma la nulidad del ERE del Madrid Río por vulnerar el derecho de huelga de los trabajadores

La empresa concesionaria del mantenimiento de la limpieza y los jardines del parque sustituyó a los huelguistas por trabajadores de otros centros durante las movilizaciones desatadas por el ERE que afectaba a 127 empleados, 86 de ellos, despedidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Basura en el parque Madrid Río durante la huelga.- TWITTER

Basura en el parque Madrid Río durante la huelga.- TWITTER

MADRID.-  El Tribunal Supremo ha confirmado la nulidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la UTE Parques Singulares interpuso para despedir a trabajadores de Madrid Río, que despedía a 86 trabajadores y convertía 45 contratos indefinidos en fijos-discontinuos.

Así consta en una sentencia en la que los magistrados confirman la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declaró nulo el despido colectivo referido.

Ahora, se confirma el fallo por vulneración del derecho fundamental a la huelga, ya que durante la misma convocada en Madrid Río, y en el periodo de consultas del ERE, la empresa sustituyó a los huelguistas por trabajadores de otros centros.



En concreto, el Supremo confirma la sentencia dictada el 29 de junio de 2015 por el TSJ de Madrid, que estimó las demandas de varios sindicatos contra la UTE Parques Singulares, declaró la nulidad del ERE y reconoció el derecho de los trabajadores afectados a la reincorporación a su puesto de trabajo.

Esta sentencia condena en costas a la empresa y decreta la pérdida del depósito legal para recurrir. Ordena las consignaciones efectuadas para que se les de el destino legal que corresponda.

El Supremo, en su sentencia, resalta que "consta en hechos probados que la recurrente, durante el desarrollo de la huelga (que se produjo coetáneamente al desarrollo del proceso de negociación y consultas), destinó a trabajadores que pertenecían a otros centros de trabajo a algunas zonas cuya limpieza dependía del centro de trabajo en el que se desarrollaba la huelga".

Agrega que con esta decisión se desencadenó "una situación de esquirolaje interno que convirtió en abusivo el ejercicio del poder de dirección empresarial puesto que tal conducta debe considerarse lesiva del derecho de huelga, habida cuenta del simultáneo desarrollo de un proceso negocial cuya finalidad era, por ministerio de la ley, la búsqueda de soluciones tendentes a reducir o paliar los efectos del despido colectivo".

"Además ─añaden los magistrados─ la entidad demandada no ha pretendido introducir en la relación fáctica ni ha razonado en ningún momento que el proceder de la empresa tuviese una justificación objetiva y razonable".

"Se impone, por tanto, la desestimación del motivo, lo que exige, como consecuencia necesaria, la confirmación de la declaración de nulidad del despido colectivo por vulneración del derecho fundamental a la huelga", lo que conlleva la no necesidad de examinar el resto de los motivos del recurso de la empresa.