Público
Público

El supuesto instigador del asalto a los Salesianos: "Todo es un bulo"

Rafael García de Vinuesa, miembro del comité de las Juventudes de IU que el diario 'El Mundo' acusa de iniciar los disturbios en el centro de Mérida, asegura que nadie entró en el colegio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rafael González García de Vinuesa, miembro del comité de las Juventudes de IU, se ha desayunado esta mañana con su foto a toda página en la portada del diario El Mundo, que lo acusa de ser el instigador del supuesto asalto a los Salesianos de Mérida el pasado miércoles.

'Todo es un bulo, dudamos mucho que alguien entrara al colegio', responde García de Vinuesa a Público por teléfono. El joven cuenta que, efectivamente, el pasado miércoles participó en un piquete de unas 500 personas que animaba a participar en las movilizaciones en defensa de la educación pública. Los manifestantes partieron de la universidad de Mérida y pararon en cinco institutos de la ciudad. El de los Salesianos fue el último. 'Estuvimos escoltados todo el tiempo por la policía. Intentamos entrar en el colegio, pero no pudimos. Coreamos varias consignas y a las dos de la tarde nos fuimos a casa', relata García, que denuncia además que ningún periodista de El Mundo se ha puesto en contacto con él para redactar la información.

A la una de la tarde de ese miércoles, un responsable del centro interpuso una denuncia en la comisaría local de Mérida 'por los acontecimientos sucedidos en el exterior y el interior del centro', explica un portavoz de la Policía. Según un comunicado publicado en la página web del centro, que no quiso atender a las preguntas de este diario, el pasado miércoles 'unos 10 jóvenes lograron entrar en el interior del edificio del colegio, profiriendo gritos contra la institución, violentando al personal que encontraba a su paso e intentando impedir el normal desenvolvimiento de la actividad académica'. El Mundo y la Cadena COPE incluso relataron en sus crónicas que los asaltantes trataron de robar ordenadores e hirieron a una maestra.

Rafael García de Vinuesa es extremeño, tiene 24 años y empezó a militar en las Juventudes Comunistas a los 14. 'Estudiaba en un colegio de monjas, y sí, te mostraban el mundo injusto, desigual. Pero la alternativa era o pasar el cepillo o rezar a Dios. No me convencía. Yo tenía conciencia de clase y descubrí una organización que persigue construir una sociedad mejor', explicó a Público hace tres años. Este joven defiende las reivindicaciones de la izquierda y asegura que el comunismo no está obsoleto: '¿Es que está obsoleta la explotación, el hambre, la pobreza? ¿Está obsoleta la marginación? Pues el comunismo, tampoco', responde tajante.

El pasado miércoles decidió salir a la calle para denunciar el desmantelamiento de la escuela pública. 'Sólo coreamos 'Wert, dimisión', 'se va a acabar la paz social' y 'menos crucifijos y más trabajo fijo'', recuerda ahora tras negar la versión del director del colegio, que asegura que los jóvenes gritaron '¡muerte a los curas!'. La versión de Rafael coincide con la de un grupo de estudiantes de Mérida que asistieron al piquete y que han colgado un comunicado en Internet negando también la mayor. 'La primera mentira, sobre la que se han ido añadiendo más, es que hemos entrado en el colegio, cuando entramos en el recinto pero nunca en el edificio propiamente', dicen los jóvenes. 'El periodista de El Mundo decía que la policía tuvo que acudir al colegio de inmediato, cuando la policía venía con nosotros desde el principio de la manifestación, llegó con nosotros al colegio, nos dejó pasar y si hubiera pasado algo de lo que cuentan habrían entrado, porque estaban a 10 metros y nos veían en todo momento', reza el documento.

Rafael asegura que no lo ha llamado nadie, 'ni la Policía'. 'Simplemente me han criminalizado en la portada de un diario nacional', protesta. Ayer, última jornada de huelga en la educación pública, la Junta de Extremadura y el Ministerio de Educación reprobaron el supuesto asalto al colegio. La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, incluso afirmó que las protestas tienen un 'componente político muy importante, a favor del socialismo' que supone 'una vuelta al pasado totalmente fuera de lugar'. Las federaciones de asociaciones de padres, tanto de centros públicos como privados, también denunciaron la violencia de los manifestantes.

IU-Mérida ha negado la existencia del asalto. Además de denunciar que la información sobre el supuesto instigador de estos, también supuestos, actos violentos, 'no ha sido contrastada en ningún momento', el partido afirma que 'hasta la fecha no se ha mostrado ningún tipo de evidencia que establezca una correspondencia entre la información recogida sobre el suceso y la realidad de los hechos'. 'No existen imágenes, fotos ni declaraciones oficiales de los agentes de la policía presentes durante el desarrollo de la protesta ante el colegio que corrobore la información difundida por algunos periodistas', asegura el partido en un comunicado en el que insiste en que 'el hecho de que la policía no interviniese constituye uno de los elementos más significativos sobre la falsedad o ausencia de rigor de las noticias y comentarios que llegaron a calificar la manifestación de asalto'. Estas informaciones, continúa IU, 'sólo buscan maximizar la importancia de una noticia que en realidad no existe'.

El Área Federal de Juventud de Izquierda Unida y la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) también han denunciado la 'criminalización' realizada por los responsables del diario El Mundo. Critican que 'la campaña emprendida contra este militante y activista social se enmarca dentro de una campaña represiva general más amplia, y que se está intensificando en los últimos tiempos, contra cualquier movimiento político, social o sindical que denuncia y protesta contra la política que lleva a cabo el Gobierno del PP'. Los referentes juveniles de IU y del Partido Comunista señalan que estudiarán y se reservan la posibilidad de actuar legalmente contra los responsables del diario El Mundo por las consecuencias que pueda acarrear la mencionada información.

Por otra parte, el secretario general del PCE, José Luis Centella, ha considerado en rueda de prensa en el Congreso 'muy grave' que se acuse a alguien 'sin aportar pruebas', que se intente 'criminalizar' a un joven, informa Juanma Romero. Ha señalado que no hay ningún dato de que Rafa García de Vinuesa 'haya participado en ningún acto violento'. 'Sabemos que cuando el fascismo crece, siempre pone en su diana a los comunistas', ha sentenciado.