Público
Público

El temporal de nieve siembra el caos en las carreteras del norte de España

Hay más de 30 puertos cerrados y decenas de pueblos permanecen incomunicados.  Además, sólo en Palencia han quedado atrapados una treintena de camiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El temporal de nieve y de viento que azota gran parte de la península se ha centrado durante las últimas horas en la mitad norte y ha impedido o dificultado el tráfico en numerosas carreteras. Esas dificultades han impedido a miles de escolares, sobre todo de las comunidades de Castilla y León y de Cantabria, acudir a los colegios.

Más de 30 puertos de la red secundaria de carreteras y el puerto de San Glorio, que une León y Cantabria, de la red principal continúan cerrados hoy mientras que Protección Civil advierte de que la cota de nieve irá subiendo a lo largo de la tarde hasta los 1.000 metros.

El delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, afirmó que un total de 22 máquinas quitanieves y 37 efectivos humanos de la Unidad de Emergencia Militar (UME) trabajaron a lo largo del día de hoy concentrados exclusivamente en limpiar la autopista y retirar los vehículos atrapados por la nieve.

También un total de 28 pueblos del norte de la provincia de Palencia, con unos 840 habitantes, se encuentran hoy aislados por carretera y una treintena de camiones fueron retenidos en Aguilar de Campo a consecuencia de la nieve. Según fuentes de la Junta de Castilla y León y de la Guardia Civil, los aislados por carretera se encuentran en la zona comprendida entre las localidades de Cervera de Pisuerga, Velilla del Río Carrión y Aguilar de Campoo.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha activado los avisos de alerta 'naranja' (riesgo importante) por nieve en Asturias, Cantabria, el País Vasco, Gerona, Barcelona, Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia y Soria.

La acumulación de nieve ha obligado a cortar la circulación en una treintena de puertos de montaña y en decenas de tramos de carreteras, principalmente en las trece provincias situadas en el norte de la península.

En una de ellas, en la autopista AP-66, ha sido necesario esta madrugada rescatar, con la ayuda del Ejército, a 120 personas que habían quedado atrapadas con sus vehículos a causa de las fuertes nevadas a la altura de la localidad de Barrios de Luna, en León. A partir de las 15:12 horas dicha autopista ha vuelto a quedar abierta al tráfico más de veinte horas después de que el tráfico se viese interrumpido.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han informado de que el tráfico por la autopista ha quedado restablecido tanto para turismos como para camiones y autobuses, algunos de los cuales habían iniciado ya su marcha de León a Asturias organizados en convoyes. Veinte máquinas, dos de ellas de la Unidad Militar de Emergencias (UME), se han encargado de limpiar las calzadas de esta autopista, que se cerró al tráfico ayer hacia las 18:00 horas por una copiosa nevada.

Decenas de conductores tuvieron que ser auxiliados para poder abandonar la autopista, que quedó libre de coches, salvo una decena que decidió quedarse en el área de servicio de Caldas de Luna, hacia las 2:00 horas, según la Subdelegación del Gobierno en León.

Cerca de 400 viajeros de autobús que se dirigían hacia Asturias también se vieron afectados por el cierre de esta autopista y muchos de ellos se vieron obligados a dormir en albergues, hoteles o, incluso, dentro de los vehículos.

De ellos, unos 350 viajeros han emprendido de nuevo la marcha hacia Asturias en seis autobuses poco antes de las 14:00 horas, según ha informado a EFE un portavoz de Alsa, que ante las quejas de algunos usuarios por el trato recibido ha asegurado que desde la compañía de transportes hicieron 'todo lo posible para atenderles lo mejor posible'.

Asimismo, ha asegurado que los autobuses afectados fueron los que salieron de Madrid entre las 13:130 horas y las 18:00 horas, con anterioridad a que la Subdelegación del Gobierno en León informase a la empresa a las 20:45 horas que se había cerrado la autopista del Huerna. Ha añadido que el realojo y atención a los viajeros de las líneas afectadas se llevó a cabo en coordinación con la Subdelegación del Gobierno.

Aunque el temporal azota sobre todo la mitad norte, en Granada las nevadas en la estación granadina de Sierra Nevada han dejado aisladas a centenares de personas en el entorno de la urbanización de Pradollano, donde existen numerosos edificios, hoteles y aparcamientos.