Público
Público

Un testigo inesperado deja sin coartada a dos acusados

El testimonio de un taxista desmonta la versión de Delgado y su novia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un taxista se presentó la semana pasada en una comisaría de Policía, casi tres años después de la desaparición de Marta del Castillo, para aportar un testimonio clave. Según explicó este lunes la Fiscalía en la duodécima sesión del juicio por el crimen de la joven sevillana, esta persona asegura haber trasladado a primera hora de la madrugada a Francisco Javier Delgado, el hermano de Miguel Carcaño, el asesino confeso, desde la calle Luis Montoto próxima al bar donde trabajaba, hasta el piso de León XIII, donde ocurrieron los hechos.

De confirmarse esta versión la Fiscalía está investigando su veracidad para, en su caso, incorporarla al juicio, la principal coartada de Delgado y la de su novia, María García, ambos acusados de encubrimiento, se vendrían definitivamente abajo. En primer lugar, Delgado declaró que estuvo trabajando en el bar desde las doce a las 3.00 de la madrugada. Pero desde la 1.30 hasta las 3.00 no se registró ninguna venta y la caja no se cerró. Durante el juicio, además, la exnovia de su hermano, la menor con la que residía en Camas (Sevilla), lo ha implicado en la muerte de la joven. Según aseguró, Carcaño le dijo que la habían matado entre los dos y, también de madrugada, este se fue a León XIII a 'limpiar pruebas'.

El hombre se presentó en la comisaría la semana pasada

En segundo lugar, María García aseguró el día de su declaración que estuvo en el piso desde las doce de la noche hasta las dos estudiando sola. Luego se fue a dormir y, según añadió, su novio llegó sobre las cuatro de la madrugada. Si se confirma el nuevo testimonio, o García no estaba allí o lo vio todo. Y en ambos casos estaría mintiendo.

La declaración del taxista a la Policía apuntala, además, la idea de que los acusados se deshicieron del cadáver de madrugada, como sostiene la sentencia que condenó a Francisco Javier García, el entonces menor apodado el Cuco. Carcaño, por el contrario, sitúa ese momento poco después de la nueve.

Si se verifica finalmente el testimonio del taxista, que afirma que no declaró antes porque no le dio importancia, la Fiscalía intentará que testifique la semana próxima. Los padres de Marta confían en que la nueva línea de investigación dé sus frutos.

Dos abogadas que asistieron a Samuel Benítez niegan presiones policiales

La sesión también sirvió para desmontar aún más la supuesta razón por la que Samuel Benítez, acusado de encubrimiento, se autoinculpó ante la Policía en un primer momento de haber ayudado a Carcaño a deshacerse del cuerpo. Dos abogadas que lo asistieron fueron rotundas: 'En absoluto', respondió una de ellas cuando le preguntaron si había detectado algún dato objetivo que llevara a Benítez a declarar una cosa y no otra. En resumen, no fue coaccionado por la Policía, según las letradas, que confirman la versión de los agentes.

Este lunes también declaró el padre del Cuco, Ángel Manuel Romero: 'Mi hijo siempre me ha dicho que no estuvo allí', destacó, a pesar de la condena de tres años de internamiento que ya está cumpliendo. La madre, Rosalía García, no acudió a declarar porque el día anterior se hizo un esguince.