Público
Público

El 'top manta' desaparece en Calafell y El Vendrell

Esta forma de venta ambulante dejó ayer de estar tolerada en ambas poblaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las zonas francas del top manta del Vendrell y Calafell (Tarragona) dejaron ayer de existir. En el primer día del fin de la tolerancia de esta práctica de venta ambulante, la tranquilidad fue absoluta en las plazas de la Lluna del Vendrelly en la del Millenium de Calafell. Los vendedores ilegales no acudieron, ya que en los últimos días un dispositivo especial conjunto entre los Mossos de Esquadra y las respectivas policías locales 'les había ido mentalizando de que debían irse', según Jordi Sánchez, alcalde de Calafell (PSC).

El final de la temporada turística, la inminente vuelta al cole y un tiempo desapacible ayudaron. Aun así, Sánchez advirtió de que no 'bajarían la guardia' porque sus playas 'son muy urbanas y por tanto, muy accesibles'. Por su parte, el alcalde del Vendrell, Benet Jané (CiU), comentó que 'la tranquilidad es relativa, ahora empieza un trabajo fuerte en otros ámbitos'.

La reunión que mantuvo la Generalitat la semana pasada con todas las partes implicadas, excepto los propios manteros, acordó que los ayuntamientos anularían los mercadillos ilegales a cambio de recibir más ayuda policial. También concluyó que era necesario implantar una batería de medidas sociales para concienciar a los compradores de los efectos de esta actividad ilegal. 'Es un problema global con muchos frentes y nos alegramos de haberlo puesto sobre la mesa, porque hay mucha hipocresía al respecto', argumentó Sánchez. Como el alcalde de El Vendrell, sostiene que hay una larga lista de municipios que pactan con el top manta para preservar la buena imagen turística, aunque 'pasan más desapercibidos'.

Otros municipios costeros, como Cambrils, se muestran escépticos. 'Nosotros incluso multamos a los compradores y no sirve de nada', dice el alcalde, Robert Benages (PSC). La alternativa, a su juicio, es 'atacar los focos de distribución, no el último eslabón de la cadena'.