Publicado: 11.09.2012 08:36 |Actualizado: 11.09.2012 08:36

El Toro de la Vega se celebra un año más a pesar de las críticas

El objetivo de el Partido Animalista es acabar "legalmente" con este evento que consiste en acometer al animal con lanzas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tradicional torneo del Toro de la Vega, una justa de origen medieval, sujeta a ley y regulada por un reglamento propio, se celebrará esta mañana en Tordesillas (Valladolid) un año más, pese a la fuerte contestación internacional contra un rito donde contienden un astado y mozos con lanzas.

Organizado por el Ayuntamiento de Tordesillas, que preside José Antonio González (PSOE), el torneo es el acto central de las fiestas de esta villa, y se celebra de forma invariable el primer martes siguiente a la Natividad de la Virgen (8 de septiembre), dentro de las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Peña.

Los participantes en el torneo, a pie y a caballo, acometen al animal con lanzas por riguroso turno, de frente, citando al astado y dejándose ver. El mozo que consiga dar el lanzado mortal tiene el derecho de arrancar el rabo y los testículos al animal y mostrarlos orgulloso en el extremo de su pica, aunque tal exhibición no se celebra desde hace años.

A juicio del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) representa una barbarie y una salvajada impropia de una sociedad civilizada e inmersa en pleno siglo XXI, según fuentes de esta asociación.

El PACMA, junto a organizaciones internacionales como la Humane Society International, ha protagonizado hace dos días en Tordesillas una concentración de protesta contra este festejo taurino vinculado al calendario litúrgico y que consideran ilegal, ya que incumple el artículo 19 del reglamento taurino que contempla que está prohibido herir y pinchar a animales que forman parte de un encierro.

Una media de entre 30.000 y 40.000 personas, principalmente llegadas desde Castilla y León, pero también de diversos puntos de España, rubrican cada año con su masiva presencia en este municipio, de apenas 6.500 habitantes, la continuidad de un torneo que protagonizará el astado de nombre "Volante", de 622 kilos de peso, cinco años de edad, imponente arboladura y herrado en la ganadería toledana de El Ventorrillo.