Público
Público

Tres lustros para subastar los bienes de los Charlines

Empieza la venta de las posesiones del clan valoradas en ocho millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La recuperación del dinero del narcotráfico parece ser una tarea ardua y lenta si a los hechos nos atenemos. Los estamentos judiciales y la propia Agencia Tributaria han tardado 15 años en investigar y sacar a subasta parte de las propiedades decomisadas al clan de los Charlines.

Pero todo llega y este martes, en la delegación de la Agencia Tributaria en A Coruña, cualquier ciudadano que esté interesado en adquirir los bienes del clan podrá pujar por ellos en persona o a través de internet.

Pisos, terrenos, negocios, bateas y el famoso pazo Vista Real conforman el paquete valorado en casi ocho millones de euros. Estas serían únicamente las propiedades embargadas al holding empresarial del clan; dentro de unos meses se subastarán los bienes a nombre de la familia, entre los que se encuentran 58 pisos y casas tasadas en 12 millones de euros.

El patriarca, Manuel Charlín, salió en libertad en julio tras 20 años entre las rejas, formando parte del grupo de los FIES (Fichero de Internos de Especial Seguimiento). En prisión aún están parte de sus familiares, incluidos hijos y nietos. Pero la reclusión no impidió que siguieran acumulando capital y lavando dinero, como lo demuestra el elevado monto de la subasta.

En esta primera sesión, saldrá a concurso una conservera, tasada en 106.585 euros, y el símbolo del poder de los Charlines, el pazo Vista Real valorado en dos millones de euros y ubicado en Vilanova de Arousa, tierra que vio nacer y crecer su imperio.

Hacienda quiere recuperar parte de los 23 millones que el clan le debe

El pazo fue embargado por orden del juez Baltasar Garzón en 1995, pero la sentencia por lavado de dinero de la Audiencia Nacional no llegó hasta 2003, y hubo que esperar hasta 2007 para tener una resolución definitiva del Tribunal Supremo y tres años más para que salga a subasta. El Ayuntamiento de Vilanova ya ha mostrado interés en el inmueble. El 6, 11, 14 y 19 de octubre se subastarán los pisos, garajes, terrenos y negocios.

La Agencia Tributaria ha dividido las propiedades en pequeños lotes para facilitar que cualquier ciudadano pueda acceder a ellos e intentar dejar fuera de la adquisición de propiedades a los testaferros del narco, como sucedió en la pasada subasta, cuando una de las nietas de Charlín recuperó parte de los bienes.

Este hecho dio lugar a una nueva investigación de lavado de dinero en contra del clan llamada operación Repesca, y a una nueva acusación por blanqueo de capitales tanto contra el patriarca como contra su mujer, cuatro hijos y dos nietas. Esta nueva causa podría enviar de nuevo a prisión al narco, de 78 años, pero mientras tanto reside con su esposa en una de sus casas de Vilanova.

Una de las cosas que más indigna al gerente de la Fundación Galega contra el Narcotráfico, Fernando Alonso, es que los narcos continúen disfrutando de sus bienes a pesar de los procesos judiciales en su contra.

Alonso cree que para evitarlo debe crearse una Unidad de Investigación de Blanqueo de Dinero y un organismo que se ocupe de gestionar los bienes del narco en cada autonomía.

'Si evitas que laven dinero, tienes la batalla ganada', sentencia. El dinero que se consiga con la venta de las propiedades no irá esta vez para el Plan Nacional contra las Drogas, ya que Hacienda quiere recuperar parte del monto que el clan le debe: 23 millones de euros.