Público
Público

Varios miles de personas piden la independencia en Barcelona

Los asistentes conmemoran el 10 J de 2010, día de la sentencia del Estatut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de personas, unas 13.000, según la Guardia Urbana, y más de 40.000, según la organización, se manifestaron por el centro de Barcelona para reclamar la independencia de Catalunya, un año después de la marcha en protesta por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut.

Organizada por la plataforma 9-J, que reúne a entidades soberanistas, y respaldada por partidos independentistas como ERC, Solidaritat Catalana per la Independència o Reagrupament, la convocatoria ha reunido a varios miles de personas, pero ha estado lejos de la masiva manifestación por la sentencia del Estatut del 10 de julio de 2010.

Si bien la organización había apelado a conmemorar aquella manifestación, la marcha contra la sentencia fue apoyada por el entonces presidente catalán, José Montilla, y por todos los partidos catalanes a excepción del PPC y Ciutadans, mientras que ésta ha tenido un carácter independentista.

Se ha escuchado cantos como Artur Mas, ¿dónde estás?

Tampoco es comparable el clima político de entonces, crispado por la resolución del Alto Tribunal sobre el Estatut, con el actual. Los candidatos a la presidencia de ERC Oriol Junqueras y Carles Bonet; el presidente del grupo de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, el diputado del Congreso Joan Tardà, o los diputados de Solidaitat Uriel Bertran y Toni Strubell han sido los dirigentes políticos de más peso que se han sumado a la convocatoria.

Los asistentes han coreado consignas en favor de la independencia, en contra de España y Francia. También se han oído vivas a 'Terra Lliure' en varios momentos, así como 'Artur Mas, on estàs?' (Artur Mas, ¿dónde estás?), ataviados con banderas independentistas, que de esta forma han censurado la ausencia del presidente catalán.

En nombre de la delegación de ERC, que lucía una pancarta que pedía la 'independencia' en la movilización de hoy, su vicesecretario de coordinción interna, Eduard López, ha afirmado, al inicio de la marcha, que la manifestación de hoy era 'simbólica', y que 'nunca pretendió tener el mismo grado de convocatoria que la de hace un año'.

'En absoluto se puede hablar de fracaso', ha subrayado López, que ha recordado que la manifestación de hace un año se preparó con muchos meses de antelación y que se convocó 'al calor' de la sentencia del TC.

Por su parte, Carme Teixidó, portavoz de los organizadores, ha subrayado que no importaba tanto la cantidad de gente que se había sumado hoy a la marcha como la 'calidad' de los manifestantes.

La cabecera de la manifestación, cuya pancarta principal decía 'Pel nostre futur, independència' (Por nuestro futuro, independencia), ha partido de la confluencia de la plaza Urquinaona con la calle Trafalgar sobre las 18:15 y ha acabado sobre las 19:45 en la entrada del Parque de la Ciutadella por el paseo Lluís Companys

El manifiesto, leído al final de la manifestación, denuncia que se 'menosprecia' la cultura catalana, que Cataluña 'no puede gestionar su dinero', que se le niega el derecho a decidir y se la obliga 'a acatar las leyes de un estado impuesto que sólo tiene en cuenta lo que le convien'.

'Ya somos un pueblo cansado. Estamos hartos de no poder avanzar, de no poder crecer, de no poder ser libres y de no poder construir nuestro futuro, de tener que jugar las reglas del juego de otro', asegura también le manifiesto. Al final de la marcha, el ex presidente del Parlament Heribert Barrera, ha admitido que la manifestación no había tenido la afluencia esperada y ha hecho un llamamiento a 'boicotear' al Estado español, mientras que el centenario doctor Moisès Broggi ha reclamado una relación de 'países iguales' entre Cataluña y España.