Público
Público

Zapatero abordará el tercer cambio de Gobierno en dos años

La marcha de Celestino Corbacho del ministerio de Trabajo obligará al presidente a remodelar su Gobierno por octava vez desde que es presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La salida de Celestino Corbacho del Gobierno para formar parte de las listas del PSC a las próximas elecciones catalanas de noviembre obligará a reformar el Ejecutivo por tercera vez en dos años.

Previsiblemente, la marcha del actual ministro de Trabajo se producirá tras la huelga general del día 29 de septiembre, según fuentes socialistas. A Corbacho podría unirse la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, si logra ser elegida en las primarias del PSM para la Comunidad de Madrid. Pendiente queda el futuro de Miguel Ángel Moratinos, actual ministro de Asuntos Exteriores, quien podría ser candidato para la alcaldía de Córdoba.

La remodelación del Gobierno será la tercera de esta legislatura, después de la entrada en el Ejecutivo, en febrero de 2009, de Francisco Caamaño en sustitución de Mariano Fernández Bermejo y de la incorporación, en abril de 2009, de cinco nuevas caras al Gabinete de Zapatero: Manuel Chaves, José Blanco, Ángeles González-Sinde, Trinidad Jiménez y Ángel Gabilondo. A ellas se unió el nombramiento de Elena Salgado, hasta entonces ministra de Administraciones Públicas, como vicepresidenta económica.

Será el octavo cambio de Ejecutivo por parte de Zapatero desde su llegada al poder en marzo del año 2004. Desde entonces han pasado por el Gobierno 34 personas. 

Corbacho no será el primer ministro que abandona el Gobierno para luchar en el ruedo de la política autonómica y seguramente tampoco el último.

Si Trinidad Jiménez deja finalmente su despacho en el Paseo del Prado será para enfrentarse en las urnas a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. La ex presidenta del Senado es uno de los ejemplos de cómo se puede triunfar en la política autonómica después de haber ocupado una silla en el Consejo de Ministros, además de en la Cámara Alta. José Montilla puede presumir también, junto a Aguirre, de presidir una comunidad tras ser miembro de un Gobierno en Madrid.

Aguirre y Montilla también cambiaron cartera por las listas regionales

Pero el haber sido ministro no es garantía de triunfo cuando hay que enfrentarse a una campaña electoral como cabeza de lista. Es el caso de los ex ministros del PP Josep Piqué o Jaime Mayor Oreja o el socialista Juan Fernando López Aguilar, quienes no lograron el objetivo de presidir sus respectivas comunidades autónomas.

También hay ejemplos de 'ida y vuelta', como el de Manuel Chaves, que fue ministro de Trabajo con Felipe González, gobernó Andalucía durante 19 años y volvió al Gobierno en abril del pasado año para ocupar la vicepresidencia tercera.

En el PP, Jaume Matas —acosado por los casos de corrupción— también hizo este doble viaje, en este caso de Madrid a Baleares, comunidad que gobernó antes de formar parte del Gobierno de José María Aznar, que dejó en marzo de 2003 para regresar a la Presidencia autonómica, previo paso por las urnas.