Público
Público

Zapatero califica a Rajoy de "cronista" en vez de "líder"

El presidente reprocha al jefe de la oposición "que nunca tenga criterio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Qué es peor: ¿cambiar de criterio o no tener ningún criterio? En torno a este dilema se movió ayer el duelo parlamentario que cada miércoles mantienen en el Congreso de los Diputados el presidente del Gobierno y el líder de la oposición.

Mariano Rajoy siguió martilleando el clavo de la desconfianza hacia el presidente, con un prolijo relato de los cambios de criterio operados en el Gobierno en materias como la reforma laboral o la reordenación del sistema financiero, pasando por la implantación y posterior supresión de la deducción de 400 euros en el IRPF o la congelación del sueldo de los funcionarios, hasta llegar a la energía nuclear. En este punto, con el aval del cambio introducido la víspera en la Ley de Economía Sostenible para permitir que las centrales nucleares puedan funcionar más de 40 años, el presidente del PP hizo hincapié en que Zapatero es capaz de decir 'una cosa, la contraria y la contraria de una cosa y la contraria'.

El líder del PP dice que Zapatero 'no tiene arreglo posible'

Tan prolijo fue su relato que el jefe del Gobierno dijo tener la impresión de haber estado escuchando a 'un cronista de hechos' más que a 'un líder político'. Y defendió que en política 'se puede cambiar de criterio, en función de las circunstancias', pero 'lo que es bastante insólito es que nunca se tenga criterio'.

El líder de la oposición soslayó lo del criterio propio y se mantuvo en el discurso que traía de casa: 'La confianza es un factor básico para la recuperación de la economía y la creación de empleo, y para que haya confianza, se requiere que el Gobierno actúe con criterios claros, que dé certidumbre y que no cambie de opinión cada día'.

Del enunciado de la filosofía y el relato de la casuística argumental pasó a la formulación de la pregunta que sirve de palanca para enfatizar la respuesta predeterminada. '¿Usted cree que con esta forma de gobernar es posible generar confianza, recuperar la economía y crear empleo?', preguntó. La conclusión, que el PP busca instalar en el electorado, fue: 'Usted, que ha llevado a España a una situación económica lamentable, no tiene arreglo posible'.

El jefe del Gobierno se defiende con el informe del Fondo Monetario

El presidente se defendió con la auditoría realizada en el Fondo Monetario Internacional durante el mandato de Rodrigo Rato, vicepresidente económico en los gobiernos de José María Aznar. 'Usted sólo quiere hacer un debate de trazo gordo, sin pensar ni hablar nunca del sistema financiero, ni del sector inmobiliario, ni de lo que ha pasado en el conjunto de la economía internacional ni, por supuesto, hablará nunca del informe del FMI, que espero se haya leído', dijo Zapatero, aunque por la forma de decirlo lo que intentó fue resaltar la impresión de que Rajoy no se lo ha leído.

De las conclusiones de este informe, que revela cómo el mayor organismo económico internacional fue incapaz de predecir y prevenir lo que se avecinaba, destacó Zapatero que la crisis se ha producido en 'oleadas': 'Empezó como financiera, luego pasó a una crisis de la economía real y luego a una crisis de la deuda en algunos países de la zona euro, y ante cada circunstancia se ha respondido en función de los instrumentos que un Gobierno tiene'. Pero, mientras que la economía 'no permanece quieta', el líder de la oposición según le reprochó 'sólo sabe estar quieto y no hacer nada'.

Ambos quedaron emplazados para el próximo miércoles y también para el jueves, cuando se celebrará un debate monográfico sobre las políticas sociales.