Público
Público

Zapatero dice que no tiene "tiempo" para pensar en cambios de Gobierno

El presidente asume que el sistema financiero español tendrá que adaptarse para coordinarse con las nuevas reglas europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, descartó ayer de forma tajante un posible cambio de Gobierno en los próximos meses. 'Todo el Gobierno y en particular el presidente estamos en un tema: salir de la crisis económica. Así que no tengo tiempo para pensar en otra cosa', aseguró Zapatero en una rueda de prensa poserior a la finalización de la cumbre del G-20 en Toronto.

El presidente aseguró que en la cabeza de su equipo sólo está trabajar para la salida de la crisis y para 'crear empleo', pero eludió entrar en más detalles ya que no le parecía el lugar apropiado para desmentir los constantes rumores de cambio de Gobierno. Tampoco quiso entrar a valorar el programa económico presentado la pasada semana por el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y prefirió posponer la posible confrontación al Debate del Estado de la Nación.

Zapatero, de buen humor por, según dijo, 'la consolidación del papel de España en el G-20', defendió durante el encuentro la compatibilización de los ajustes fiscales y el crecimiento que, en su opinión, tiene que venir 'por otras fuentes', en este caso, las reformas.

Zapatero cree que puede ser necesario 'revisar o complementar' el sistema actual

'No hay dilema', entre crecimiento y responsabilidad fiscal, aseguró. Zapatero había explicado al resto de los líderes mundiales las reformas que está implementando España para conseguir el crecimiento de una actividad económica sostenible a medio plazo. En particular, hizo énfasis sobre la reforma laboral y la financiera.

En este último punto, Zapatero reconoció que el Gobierno adaptará el mecanismo acutal que nutre al Fondo de Garantía de Depósitos en España para 'coordinarse', en igualdad de competencias, a los fondos que creen el resto de los países de la Unión Europea. Zapatero cree que puede ser necesario 'revisar o complementar' el sistema actual algo que, reconoció, 'no entusiasmará' a la banca española, muy reticente a salir de la crisis pagando más.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, había apuntado en la mañana de ayer la posibilidad de gravar otros pasivos (obligaciones contraídas por los bancos) distintas a los depósitos, como las emisiones de bonos.