Público
Público

Zapatero insinúa que Rubalcaba dejará el Gobierno la próxima semana

El presidente anticipa que la remodelación ministerial tendrá un alcance "prudente y moderado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La proclamación oficial de Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato del PSOE para las próximas elecciones generales, que tendrá lugar mañana, marcará 'un antes y un después' en el proceso de sucesión de José Luis Rodríguez Zapatero.

Esta afirmación fue una las pistas que ayer sembró el presidente abonando la impresión generalizada en el PSOE de que será en breve, seguramente la próxima semana, cuando se produzca la salida de Rubalcaba del Gobierno para dedicarse exclusivamente a la preparación de los próximos comicios. Pero no fue la única pista.

Zapatero, al contrario que en otras ocasiones, no eludió referirse a la remodelación ministerial a la que obligará la renuncia del vicepresidente primero, portavoz del Gobierno y ministro del Interior. 'Todo será prudente y moderado', dijo el presidente, apuntando a una solución conservadora que, previsiblemente, pasará por la promoción de dos personas de la confianza directa de Rubalcaba: el ascenso a ministro de Antonio Camacho, secretario de Estado para la Seguridad, y la asunción de las tareas de portavoz por el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui. La vicepresidencia, según lasfuentes consultadas, quedaría amortizada.

Zapatero sostuvo ayer que la elección del momento para dejar el Gobierno 'le corresponde' a Rubalcaba, pero también recordó que el vicepresidente dijo en el Parlamento que lo haría 'en unas circunstancias determinadas': cuando considere que sus responsabilidades en el Gobierno 'son incompatibles' con las del partido, según afirmó el 8 de junio en el Congreso.

Su proclamación como candidato, marca 'un antes y un después'

La creciente dificultad para mantener la coherencia entre el discurso del Gobierno y el del candidato, como se ha puesto de manifiesto esta semana con el debate sobre la política fiscal, ha reforzado la posición de quienes aconsejaban a Rubalcaba que deje 'ya' el Gobierno.

Zapatero, en su calidad de presidente, confirmó que, como había asegurado la víspera Elena Salgado, 'no hay ninguna previsión de modificación impositiva' por parte del Gobierno, de modo que el proyecto de Presupuestos para 2012 no incorporará una reforma fiscal como la defendida por colaboradores directos de Rubalcaba. 'Otra cosa es el programa electoral del PSOE, que se sustanciará en la Conferencia Política', puntualizó Zapatero para resaltar que se trata de 'dos planos' de responsabilidad diferentes.

La Conferencia Política comenzará el 30 septiembre, precisamente el mismo día en el que concluye el plazo legal para la presentación del proyecto presupuestario. Y en agosto sólo está previstoque el Consejo de Ministros se reúna el día 19 y, seguramente, el 26.

El sucesor de Zapatero expondrá mañana su 'proyecto de país'

Para suavizar las diferencias en el discurso, el presidente del Gobierno rechazó que constituya un elemento novedoso la tesis defendida por Rubalcaba de que los bancos no pueden salir de la crisis con un 'coste cero', cuando concedieron a sabiendas hipotecas muy difíciles o imposibles de pagar. Zapatero reivindicó haber sido 'uno de los primeros presidentes que ha propuesto en todos los foros internacionales un impuesto sobre las transaccionesfinancieras'.

El presidente del Gobierno, que realizó estas declaraciones durante una comparecencia con el nuevo presidente de Haití, Michel Martelly, hizo una extensa digresión en torno a que la crisis vino a demostrar que la 'universalización del crédito' era 'un camino equivocado', a pesar de que llegó a considerarse una política 'progresista'.

'Ahora tenemos que poner las garantías para que no vuelvan los excesos [con las hipotecas] y vuelva el crédito', sostuvo el presidente del Gobierno, para quien 'se ha demostrado que la excesiva libertad genera desorden'. 'Estábamos gastando el futuro en vez de producirlo y la alternativa es producir y tener salarios más dignos, no moderación salarial con crédito fácil', opinó.

Zapatero hizo también su aportación para alimentar la expectación ante el discurso que Rubalcaba pronunciará mañana, tras su confirmación como candidato en una reunión de trámite del Comité Federal del PSOE. 'Va a ser su primer discurso como candidato, su primer discurso al país. Vamos a escuchar el proyecto de país de Alfredo Pérez Rubalcaba', enfatizó el presidente del Gobierno, que asistirá como testigo a la proclamación de su sucesor.

Los apuntes que ha dado hasta ahora Rubalcaba anticipan un giro a la izquierda respecto de las posiciones del Gobierno que dificultan su continuidad como número dos y portavoz, según reconocen fuentes socialistas.

No obstante, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, defendió en Onda Cero que durante la próxima campaña electoral no se va a producir ningún giro ideológico. 'No se trata de hacer guiños, ni de girar a la izquierda o a la derecha, se trata de girar hacia el futuro y dar respuesta al desafío', señaló. En cuanto al momento en que Rubalcaba dejará el Gobierno, aconsejó'no impacientarse'.

Mientras, el PP insiste en pedir que se 'acorte' la legislatura. Es el requisito puesto ayer por su coordinador de Economía , Cristóbal Montoro, para acometer la renovación de las instituciones que están en situación de provisionalidad, a las que el miércoles se sumó RTVE.

'Esta legislatura debería acortarse y, por tanto, desde esa perspectiva, a partir de ahí proceder a la renovación de los órganos institucionales, cambiando los procedimientos', dijo. Tanto desde el PP como desde el PSOE se confirmó que se descarta la posibilidad de reeditar el consenso que permitió, en dos ocasiones, la elección por consenso de un presidente de la Corporación RTVE.

El PP prefiere esperar a que las próximas elecciones generales le deparen una representación parlamentaria más amplia que dé prevalencia a sus propuestas, y en la orilla socialista se ha convertido en una más de las cuestiones que Zapatero ha supeditado a Rubalcaba.

Fuentes próximas confirmaron que Zapatero no tiene la menor intención de llamar a Rajoy para intentar desbloquear la situación, por lo que RTVE quedará en situación de provisionalidad hasta después de las elecciones generales.

José Luis Rodríguez Zapatero recibió ayer en el Palacio de la Moncloa al nuevo presidente de Haití, Michel Martelly, que realiza en España su primera visita a la Unión Europea.

Martelly subrayó que Haití es 'un país abierto a las inversiones' y con grandes posibilidades no sólo en todo lo relacionado con la reconstrucción, para la que cuenta con el compromiso de una ayuda internacional de 10.000 millones de dólares, sino también en campos como el turismo o la energía.

'Está todo por hacer', subrayó el presidente haitiano, que garantizó seguridad jurídica para las inversiones, con el recuerdo de la devastación causada por el terremoto del año pasado. Rodríguez Zapatero recordó que España es el primer donante europeo y el tercero del mundo, con una ayuda comprometida para el periodo 2010-13 que asciende a 407 millones de euros.

Los dos presidentes acordaron ayer reforzar la cooperación en educación, agricultura y turismo. La educación es, según dijo Michel Martelly, su prioridad y su gran 'caballo de batalla'. El presidente de Haití subrayó que su objetivo es 'acabar con la ayuda basada en la asistencia'.