Público
Público

Zapatero y López escenifican hoy su sintonía ante el fin de ETA

Un presidente del Gobierno volverá a Ajuria Enea por primera vez desde 1980, cuando gobernaba Adolfo Suárez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Luis Rodríguez Zapatero y Patxi López se reunirán este lunes en Vitoria con el fin de celebrar el final de la violencia de ETA y sellar la hoja de ruta para trabajar a partir de ahora por la 'convivencia' y la 'concordia' en Euskadi. La cita tiene también un carácter histórico, pues se trata de la primera vez que un presidente del Gobierno central acude de nuevo a Ajuria Enea desde que lo hiciera Adolfo Suárez, en 1980, para reunirse con el entonces lehendakari, Carlos Garaikoetxea.

Esta visita de Rodríguez Zapatero a la residencia del lehen-dakari encierra un valor más simbólico y 'ceremonioso' que trascendental en cuanto al desenlace del encuentro, dada la 'sintonía' mantenida por ambos ejecutivos, tanto sobre la estrategia seguida hasta lograr el 'cese definitivo' de ETA como acerca de los pasos a dar en el futuro para consolidar la paz y lograr la 'concordia', según explicaron fuentes de la Lehendakaritza.

El presidente defenderá ante su sucesor la propuesta de paz de López

A falta de sólo dos semanas para las elecciones generales del 20-N, las mismas fuentes significaron, no obstante, que la reunión tiene su relevancia porque es una oportunidad para que ambos mandatarios intercambien impresiones sobre un final ordenado de la legislatura en materia de pacificación: 'Zapatero sigue siendo el presidente. Deberá hacer el traspaso de poderes con su sucesor. Deberá transmitirle información, consejos y una valoración de la situación. En ese sentido, esta reunión es importante'.

Así, uno de los cometidos de Zapatero dentro de unas semanas será explicar a su sucesor [Mariano Rajoy si se cumple la encuesta del CIS] el decálogo que defiende el lehendakari para lograr la 'concordia' en Euskadi. Entre sus bases, incluye el recuerdo a las víctimas, el acercamiento 'progresivo' a Euskadi de presos de ETA si favorece su reinserción y la legalización de 'todas las sensibilidades políticas' que cumplan la legalidad.

Sintonía con el PP vasco

La Lehendakaritza atribuye a la cita un carácter 'ceremonioso'

El Gobierno de Patxi López mantiene una sintonía sobre los pasos a dar con su socio preferente, el PP vasco, tanto en el 'diagnóstico de las razones' que han motivado el final 'definitivo' de ETA, como por el 'alto grado de coincidencia' sobre cuáles son las prioridades en este nuevo escenario. Los conservadores vascos no ponen estrictamente reparos a las medidas planteadas por el lehendakari en su decálogo, pero rechazan que sean inmediatas. Y Patxi López tampoco quiere prisas, según ha insistido una y otra vez en la ronda de contactos abierta con los partidos, sindicatos y agentes sociales para analizar el final de ETA.

Su principal prioridad es compartir con el futuro Gobierno los pasos a dar. En palabras de un portavoz de la Lehendakaritza, 'el lehendakari no va a incurrir en la deslealtad o la falta de delicadeza de poner encima de la mesa lo que hay que hacer a un Gobierno que está en funciones, ni al que todavía no se ha formado'.

Según la misma fuente, otra razón del lehendakari para actuar con 'calma' y 'reposo' es que quiere hacer valer su mensaje de que el final de la violencia de ETA es un 'triunfo de la democracia': 'Y apresurarse ahora con gestos ante las urgencias de algunos [en alusión a la izquierda abertzale] podría dar lugar a equívocos. Ahora hay que consolidar la libertad y lo que haya que hacer, se hará, pero con tranquilidad'.

El mandatario vasco explicará a Zapatero su deseo de no adelantar elecciones

Para actuar en el ámbito de los presos, uno de los más sensibles, la máxima que defenderá el Gobierno vasco será la aplicación estricta de la ley. Sin entrar ya en la parte de responsabilidad del Estado en la política de dispersión de los reclusos de ETA, el Ejecutivo vasco pone el acento de su discurso en que la banda 'se oponía a que los presos pudieran acogerse a los beneficios contemplados en la política penitenciaria. Se manejan conceptos que no son ciertos, y el acercamiento de los presos se abordará en su momento'.

Por otro lado, las fuentes consultadas en la Lehendakaritza rechazaron que el encuentro de este lunes entre Zapatero y López en Ajuria Enea tenga también como objetivo limar asperezas entre ambos mandatarios después de que el presidente recibiera en la Moncloa al líder del PNV, Iñigo Urkullu, a los pocos días de que ETA anunciara el 'cese definitivo de la actividad armada', el pasado 20 de octubre. 'Hizo daño aquella cesión estatutaria, pero no ahora [esa reunión]', indicaron las mismas fuentes, en alusión a cómo se fraguó en Madrid entre el Gobierno y el PNV el pacto para el desarrollo íntegro del Estatuto de Gernika dentro de las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado de este año.

'El PNV está en una situación muy difícil tras haber perdido mucho poder. Desde septiembre, está hiperactivo, de ahí la reunión con Zapatero para sacarse la foto. Zapatero le debe favores y si el PNV le pidió, por favor, que le recibiera en la Moncloa, no se pudo negar', indicaron fuentes de la Lehendakaritza.

Otra idea que Patxi López comentará a Zapatero en la reunión es acerca de su intención de agotar la legislatura, que concluye en 2013, y no adelantar la convocatoria de elecciones autonómicas en Euskadi, tal y como le reclaman el PNV, por un lado, y la izquierda abertzale, por otro. La filosofía es la misma que para su decálogo: actuar 'sin urgencias'.