Publicado: 14.12.2013 15:17 |Actualizado: 14.12.2013 15:17

El 75% de los militantes del SPD apoya gobernar con Merkel

Los líderes de los partidos implicados en el pacto anunciarán los 15 miembros del gabinete el domingo. El acuerdo de coalición será firmado el lunes y el nuevo gobierno de Merkel podría asumir el martes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los socialdemócratas alemanes del SPD han votado mayoritariamente a favor de unirse a una "gran coalición" con los conservadores de la canciller Angela Merkel, despejando el camino para que un nuevo gobierno de izquierda-derecha asuma el poder el martes.

Los democristianos (CDU) de Merkel y su partido hermano bávaro, la Unión Socialcristiana (CSU), ganaron las elecciones del 22 de septiembre pero no obtuvieron la mayoría. Necesitaban un socio y han pasado buena parte de los últimos tres meses negociando un acuerdo de coalición con el SPD, que quedó en un segundo puesto en septiembre.

Un "no" habría sumido en la crisis a Alemania y complicado los esfuerzos de la Unión Europea para una reforma de la unión bancaria que incluirá un organismo del Banco Central Europeo que obligará al cierre de las entidades más débiles.

Un "no" habría forzado también al líder de los socialdemócratas del SPD, Sigmar Gabril, y a sus diputados, a dimitir. Pese a perder las elecciones, presionaron mucho para imponerse a los escépticos tras ver buena parte de su programa electoral incorporado en el acuerdo de coalición.

El SPD dijo que el 76% de los miembros de base que tomaron parte en el sondeo postal votaron en referéndum a favor de unirse a una coalición de centroizquierda con los conservadores, pese a las dudas iniciales. El SPD dijo que 256.643 votaron "sí" y 80.921 optaron por el "no". Unos 32.000 papeletas fueron declaradas inválidas.

"No sólo somos el partido más viejo de Alemania, sino el más moderno, el partido de la participación masiva", dijo Gabriel a los animados 400 voluntarios que pasaron el día contando los 369.680 sufragios en un frío almacén berlinés.

"Hemos creado nuevos estándares", dijo Gabriel, que convirtió la derrota electoral de septiembre en un punto de unión para el SPD con el referéndum. "No sólo hablamos de democracia de bases. Vivimos en ella. No me he sentido tan orgulloso de mi partido en mucho tiempo", añadió.

Sin embargo, el SPD, que aún trata de recuperarse del duro revés electoral tras la "gran coalición" de 2005 a 2009, podría ser un socio de gobierno menos flexible en esta ocasión.

Gracias a lo que los analistas calificaron de estrategia inteligente al preguntar a sus bases, el SPD forzó a Merkel a aceptar la mayor parte de las políticas más de izquierdas del SPD, incluso aunque los conservadores ganaron un 41,5 por ciento de los votos en septiembre, frente al 25,7 por ciento del SPD.

Los líderes conservadores ya han aprobado el acuerdo y la mano derecha de Merkel en la CDU, Hermann Groehe, dijo que los conservadores estaban "encantados" con el resultado.

"Estamos encantados de que el nuevo gobierno pueda ponerse a trabajar", dijo.

Los líderes de los tres partidos anunciarán los 15 miembros del gabinete el domingo. El acuerdo de coalición será firmado el lunes y el nuevo gobierno de Merkel podría asumir el martes.