Público
Público

Abuelas de Plaza de Mayo Encuentran a la nieta número 126 robada durante la dictadura argentina

Informaron de la noticia las Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina, asociación de mujeres dedicada a identificar a sus nietos, hijos de desaparecidos que fueron apropiados por la última dictadura y entregados a familias ajenas.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5
Comentarios:

La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, participando en un acto en Buenos Aires, donde recibieron un homenaje. / EFE

Las Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina anunciaron el pasado lunes que encontraron a la nieta número 126 robada durante la dictadura que gobernó el país de 1976 a 1983.

En un comunicado, la asociación de mujeres dedicada a identificar a sus nietos, hijos de desaparecidos que fueron apropiados por la última dictadura y entregados a familias ajenas, informó de la noticia a los medios, a los que convocó para mañana a una conferencia en la que explicarán los detalles de este nuevo caso.

"Estarán presentes familiares y compañeros de militancia del padre y la madre de la nueva nieta, quien se encuentra feliz de haber conocido la verdad", fueron los únicos datos que aportó la organización.

El anterior hallazgo de una descendiente de activistas desaparecidos ocurrió en octubre pasado, y se trató de otra mujer, que quiso preservar su anonimato, hija de una militante peronista secuestrada en 1977 con 24 años.

Las Abuelas de Plaza de Mayo han centrado sus esfuerzos desde hace 40 años en restituir la identidad del total de 500 niños que se calcula fueron apropiados por el régimen militar.

Las Abuelas de Plaza de Mayo recibieron un homenaje en su primera sede en Buenos Aires que celebraron tras el hallazgo de la nieta número 126 robada durante la dictadura argentina. / EFE

Homenaje en su primera sede en Buenos Aires

Tras la noticia del hallazgo, las Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina recibieron este martes un homenaje en su primera sede en Buenos Aires. Las emblemáticas abuelas, con su presidenta, Estela de Carlotto, al frente, descubrieron una placa conmemorativa instalada en la puerta de la primera de las sedes de su fundación, que históricamente busca a sus nietos, hijos de desaparecidos que fueron apropiados por la última dictadura y entregados a familias ajenas. 

"Espero que sobre todo los jóvenes cuando pasen la lean y sepan que lo que estamos haciendo es para que ellos, jóvenes de hoy, no vivan lo que vivieron nuestros hijos, los 30.000 desaparecidos", expresó durante su intervención De Carlotto.

Durante 19 años, como explicó la presidenta, la sede de la fundación pro derechos humanos estaba ubicada en la avenida Corrientes, frente al porteño mercado de Abasto, donde desde este lunes una placa conmemora "el trabajo incansable" de las integrantes "en la búsqueda de la memoria, la verdad y la justicia".