Público
Público

Agentes hondureños atacan a periodistas por denunciar la corrupción policial

El expresidente Zelaya encabeza una marcha en Tegucigalpa contra la violencia de la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Recordá que voy libre, si me sacás [en la foto] mañana te busco'. Así se las gastan los policías hondureños contra los periodistas. En esta ocasión, las amenazas del agente Mario Álvarez contra un reportero gráfico de La Tribuna de Tegucigalpa, en una sala judicial, quedaron ahí. De momento. Pero uno de sus colegas fue perseguido y tiroteado el domingo. Se salvó de milagro.

El torrente de informaciones acerca de la corrupción policial, tras el asesinato de dos universitarios y la posterior fuga de los cuatro policías homicidas gracias a la connivencia de sus compañeros, ha provocado un alud de amenazas físicas y verbales contra los periodistas de La Tribuna, El Heraldo, Televicentro y Radio Globo. 'En el país funciona un aparato organizado de poder, que busca aterrorizar a los medios', reconoció Ramón Custodio, comisionado nacional de los derechos humanos.

A nadie puede extrañar que Mario Álvarez tenga miedo: 23 periodistas han caído asesinados en Honduras desde 2007, 16 de ellos tras el golpe de Estado de 2009. Sólo tres casos han sido aclarados por la Policía.

A los editores de El Heraldo les escriben sms llamándoles 'basura' y les amedrentan. A uno de ellos le hostigaron con una camioneta. 'Logramos anotar la matrícula y la sorpresa fue que se trata de un vehículo decomisado en una operación antidrogas y en custodia policial', reveló a Público Carlos Mauricio Flores, director de El Heraldo.

¿Qué pasa en Honduras? Una propuesta para la depuración policial preparada por la Universidad Nacional, la más prestigiosa del país, aclara cualquier duda: 'La Policía es la organización delictiva más peligrosa del país, está destruyendo la convivencia en la nación. Los policías en toda la escala jerárquica están percibiendo fuertes cantidades de dinero de sus actividades delictivas y sus actos de corrupción'.

Ante tales precedentes, que incluyen el narcotráfico, y ante la incapacidad del Gobierno de Porfirio Lobo, el Colegio de Periodistas ha hecho un llamamiento internacional, casi un grito de socorro. En la profesión campa el miedo, que Lobo no pudo mitigar tras reunirse ayer con los directores de medios. 'El presidente nos dijo que tuviéramos prudencia con lo que íbamos a publicar, que las cosas no están bien', transmitió Eduardo Maldonado, periodista que llegó a ser precandidato presidencial.

A la avalancha de críticas de la sociedad, incluido el frente de indignados de San Pedro Sula, se unió el expresidente Mel Zelaya, quien al frente de varios centenares de seguidores se lanzó a la calle. 'El pueblo hondureño está cansado de tanta violencia', resumió. Pocas veces en la historia de Honduras existió tanta unanimidad.