Público
Público

Ahmadineyad sugiere que las mujeres se casen a los 16 años de edad

El presidente iraní argumenta que se debe duplciar la población del país para hacer frente a las presiones de Occidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha instado a las mujeres  iraníes a casarse a los 16 años y a los hombres a crear familias a partir de los 20, según ha informado el diario local Jam-e Jam.

La sugerencia añade más polémica a la ya controvertida política familiar del presidente ultraconservador, quien meses atrás ofreció incentivos económicos a las familias para que eleven el número de hijos, pese a que los expertos lo consideran poco acertado debido a las dificultades económicas que atraviesa el país.

Ahmadineyad argumenta, sin embargo, que la población de Irán, actualmente en 75 millones de personas, debe doblarse como arma para hacer frente a las presiones de Occidente.

'La edad de matrimonio para los hombres se ha elevado hasta los 26 años, y la de las mujeres a los 24, sin que haya razón para ello. La edad de casamiento para los hombres debería ser 20 años y la de las mujeres en torno a los 16 o 17 años', afirmó el mandatario, según la citada publicación.

De acuerdo con las cifras facilitadas por el censo, alrededor de una tercera parte de la población iraní tiene entre 15 y 30 años de edad.

Herederos de una revolución que en muchos casos sienten ajena, son uno de los sectores más proclives a sufrir el problema del paro, que según el Gobierno ronda en la actualidad el 9 % pero que expertos independientes elevan por encima del 20 por ciento de la población.

La política familiar de Ahmadineyad rompe con la puesta en marcha en la década de los pasados noventa por el entonces presidente iraní Ali Akbar Hashemi Rafsanayaní, dirigida a controlar los índices de natalidad.

El actual mandatario considera que ese tipo de políticas son una perversa y perniciosa influencia de Occidente.

Irán es uno de los países que sigue ejecutando a personas con la lapidación. Éste es el caso de Sakineh Mohammadi Ashtianí, la mujer irání de 43 años, acusada de haber mantenido relaciones con dos hombres tras la muerte de su marido. Por ello, la condenada a morir lapidada.

Han sido muchas las protestas de países y organizaciones internacionales que, desde los inicios de la condena, en 2006, han presionado al Gobierno iraní para evitar su ejecución. Estos días, en diferentes puntos del mundo, se han movilizado mujeres para mantener presente la protesta en apoyo a Sakineh [ver fotogalería] , y conseguir su liberación.