Público
Público

Al Asad anuncia que ya tiene el control total de Alepo

La evacuación de civiles chiíes y de combatientes rebeldes de la ciudad terminará este viernes

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

Un combatiente rebelde durante su evacuación del este de la ciudad de Alepo, ya en manos del régimen sirio.-REUTERS/Ammar Abdullah

Los disparos al aire y el ruido de las bocinas de coches han inundado este jueves la ciudad siria de Alepo para celebrar su "reunificación" al territorio controlado por el régimen de Bashar Al Asad, como afirman los habitantes de los distritos del oeste de la urbe siria.

Según pudo constatar la agencia EFE, hubo disparos al aire en zonas residenciales de la población tras la salida de la última tanda de rebeldes del este de Alepo.

La Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas Sirias ha anunciado ya en un comunicado que la localidad de Alepo está libre de "terroristas", como el régimen define a los rebeldes del Ejército Libre Sirio. El Ejército ha declarado "el regreso de la seguridad a la ciudad de Alepo tras liberarla del terrorismo y de los terroristas", en un comunicado publicado en medios de comunicación oficiales.

La evacuación de los rebeldes y de población civil encara su recta final así, manchada de sangre tras ataques a los autobuses y ejecuciones sumarias, cruces de acusaciones y suspensiones momentáneas. Más de 4.000 combatientes rebeldes fueron evacuados durante la noche desde el este de Alepo a las zonas controladas por la oposición, en virtud de un acuerdo entre las partes en conflicto supervisado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja Árabe Siria.

"Durante la noche, entre el miércoles y el jueves, en una de las últimas etapas de la evacuación, más de 4.000 combatientes fueron evacuados en autos, furgonetas y camionetas privadas desde el este de Alepo al oeste rural de Alepo, según el acuerdo alcanzado entre las diferentes partes", dijo la portavoz del CICR Krista Armstrong.

Población chií durante su evacuación en autobuses de la ciudad siria de Alepo.- REUTERS

Esto eleva a cerca de 34.000 el número total de personas evacuadas del distrito en una operación de una semana de duración, la cual se ha visto obstaculizada por las fuertes nevadas y el viento, dijo Armstrong.

"La evacuación continuará durante todo el día y la noche y en su mayoría probablemente mañana (viernes). Se espera que todavía miles sean evacuados", dijo Armstrong.

Más temprano, un portavoz rebelde dijo que miles de combatientes seguían esperando para ser evacuados del último bastión insurgente en Alepo, pero las duras condiciones meteorológicas estaban complicando la fase final de la operación.

Kara Ahmed Ali, portavoz del grupo rebelde Ahrar al Sham que participa en las negociaciones de evacuación, dijo a Reuters que un "gran número" seguía en el este de Alepo pero que era difícil estimar cuántas personas permanecían en el lugar.

Denuncian crímenes de guerra del régimen sirio

Por otra parte, la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) ha calificado "de crímenes de guerra" la actuación del régimen sirio en los barrios asediados del este de Alepo.

En una reunión de emergencia en su sede en la ciudad saudí de Yeda, el secretario general de la organización, Yusef al Ozaimin, responsabilizó a la comunidad internacional de lo que ocurre en Alepo y le exigió que "tome medidas para suspender el genocidio contra los sirios".

En declaraciones recogidas por la televisión estatal de Arabia Saudí, Al Ozaimin asimismo pidió a la comunidad mundial que envíe ayuda humanitaria y medicamentos a la zona de conflicto, además de observadores internacionales, y que los "criminales de guerra" sean juzgados.

Al Ozaimin señaló que la evacuación de civiles y combatientes de los últimos barrios asediados del este de Alepo a zonas controladas por los rebeldes en el oeste de la provincia homónima "debe ser voluntaria" y no forzada.

Además, la OCI proclamó en un comunicado la necesidad de luchar contra grupos terroristas como el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y Dáesh (acrónimo árabe del grupo yihadista Estado Islámico) y renovó su llamamiento a encontrar "una solución política" a la crisis en Siria.

La reunión de hoy de la OCI, a nivel de ministros de Exteriores del Consejo Ejecutivo, fue convocada por Kuwait para tratar la situación en la ciudad de Alepo.

El ministro de Exteriores kuwaití, Sabah Jaled al Sabah, pidió al régimen sirio que permita el establecimiento de corredores "seguros para los civiles" y facilite la llegada de ayuda humanitaria a aquellos que la necesitan.

Al Sabah afirmó que la crisis siria es "la peor en la historia contemporánea" y "no se resolverá militarmente".

Asimismo, aseguró que la reunión de hoy no busca sólo condenar y rechazar lo que está ocurriendo, sino ejercer "presión diplomática" por parte de los países árabes y musulmanes.

La OCI, creada en 1969 en Rabat, agrupa a los países de confesión musulmana y tiene su sede en Yeda (Arabia Saudí).