Público
Público

"Al morir, Allende pudo decir que era un político honesto"

El Centro de Diversidad Cultural de Venezuela en España abrió su serie de homenajes a Salvador Allende cuando se cumplen cuatro décadas de su muerte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Centro de Diversidad Cultural de Venezuela en España abrió este jueves la serie de cuatro conferencias que celebra en memoria de Salvador Allende, a cuatro décadas del golpe de Estado que provocó su muerte y la caída del Gobierno de la Unidad Popular.

La alocución del último discurso de Salvador Allende, pronunciado momentos antes de suicidarse en el Palacio de la Moneda, fue el prólogo de un homenaje que lleva por nombre ‘La vigencia de la vía chilena hacia el socialismo en la América Latina actual'. En la mesa únicamente cuatro de los seis miembros tenían permitido un tiempo de intervención prolongado. El encuentro lo moderaba Tahina Ojeda, investigadora de la Universidad Complutense de Madrid, quien rápidamente dio paso a Mauricio Rodríguez, el encargado de Negocios de Venezuela en España.

Rodríguez centró su discurso en el presidente Hugo Chávez, comenzando a tejer los puentes que relacionan la Revolución Bolivariana con la ‘vía chilena al socialismo'. Para ello rescató una frase recientemente pronunciada por Nicolás Maduro: 'En nuestro pecho llevamos profundo el mensaje de Allende, porque esta Revolución es Bolivariana, Chavista y Allendista'.

Mauricio Rodríguez destacó la relación entre la Revolución Bolivariana y la 'vía chilena al socialismo'

El primer analista de la mesa, el profesor chileno de Ciencia Política Marcos Roitman, comenzó a ensalzar la figura del presidente caído recordando que fue uno de los primeros en denunciar la pérdida de soberanía nacional que suponía la presencia de empresas transnacionales. El ‘compañero presidente', como se le conocía, lo denunció ante la Asamblea de Naciones Unidas, y su exposición despertó una de las mayores ovaciones que ha recibido un presidente allí.

Roitman, que en su juventud fue preso junto al padre de Mauricio en el Estadio Chile tras el levantamiento militar, destacó: 'La de Allende corresponde a las vidas ejemplares, mientras que Pinochet vive de su traición'. El problema, según el profesor, es que 'Allende viene de América Latina y coincidió con el peor Gobierno en los Estados Unidos', en aquel momento liderado por Richard Nixon y Henry Kissinger.

El testigo lo recogió Jesús Martínez, autor de una laureada biografía del emblemático presidente chileno, quien alabó su 'gran densidad histórica, aunque no era menor su densidad humana'. Martínez, que recibió el premio Jovellanos de Ensayo por su libro, enfatiza que Allende 'se quitó la vida en un gesto de generosidad y arrogancia', momento a partir del cual se quebraron la larga tradición de democracia ininterrumpida que cosechaba el país sureño.

En su opinión, el 'fracaso' del presidente fue 'no atraer a la Democracia Cristiana', empresa que se antojaba difícil debido a que 'había radicales de izquierda en su Gobierno que se negarían', pero sobre todo porque aquel partido 'se encontraba en plena labor conspirativa'. Dado que Michelle Bachellet consiguió crear una coalición abierta, Martínez se atrevió a concluir su intervención asegurando: 'Si esto no es el sueño de Allende, se le parece mucho'.

Nicolás Maduro: 'En nuestro pecho llevamos profundo el mensaje de Allende' La tercera ponente fue Ángeles Maestro, ex diputada de Izquierda Unida, y destacó la labor de la Unidad Popular como partido de izquierdas que supo 'emprender medidas de transformación social' frente a otras coaliciones que 'se dicen progresistas pero llevan a cabo políticas de derecha, algo de lo que en Europa tenemos sobrada constancia'.

Maestro destacó que los gobiernos de izquierda que se han atrevido a acometer medidas de gran calado siempre fueron derrocados por un golpe militar, incluyendo a la Segunda República Española, regla en la que Venezuela supone la excepción. 'Venezuela ha aprendido de Chile, y si tiene la posibilidad de resistir es porque es una revolución armada', concluyó.

El último turno correspondió a Vincent Garcés, hermano de Joan Garcés, uno de los asesores más cercanos a Allende que intervendrá el próximo día 24. 'Mi hermano y yo decimos que tenemos cuarenta años porque pudimos haber muerto aquel 11 de septiembre', comenzó destacando Garcés. El también diputado del Parlamento Europeo alabó el carácter de 'político inteligente, honesto y constructor de Allende: cuando murió pudo decir que era un político honrado'.

La respuesta a la ronda de preguntas cerró el primer capítulo del homenaje a un presidente que hizo creer a más de un escéptico. 'El General Carlos Prats -Comandante en Jefe del Ejército Chileno hasta pocas semanas antes del Golpe- era un anticomunista visceral; pero creyó en Allende, en Chile y en su pueblo', contestó Roitman a una de las cuestiones del público.

El próximo encuentro tendrá lugar el martes 17 de septiembre a las 19:30.