Publicado: 30.01.2014 23:48 |Actualizado: 30.01.2014 23:48

Amanda Knox y Raffaele Sollecito, condenados a 25 y 28 años de cárcel

La estadounidense y su exnovio italiano asesinaron a la británica Meredith Kercher en 2007 en la ciudad italiana de Perugia, donde cursaban un programa estudiantil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal de Apelación de Florencia condenó hoy a 28 años y 6 meses a la estadounidense Amanda Knox y a 25 años a su exnovio, el italiano Raffaele Sollecito, por el asesinato de la británica Meredith Kercher en 2007 en Perugia (centro), donde cursaban un programa estudiantil. Un veredicto que llega a raíz del recurso presentado por la familia Kercher para protestar por la decisión del tribunal de Perugia, que en 2011 absolvió a los hoy condenados.

Del mismo, se trata de un punto y seguido en este largo proceso que comenzó en 2009, que ya suma 5 años y tendrá su punto final con el dictamen del Tribunal Supremo al que recurrirán, según avanzaron, los abogados de los condenados. Además de las condenas y después de 11 horas de deliberaciones, el presidente del tribunal, Alessandro Nencini, dictaminó también medidas cautelares para Sollecito, a quien se le retirará el pasaporte y cualquier documento identificativo que le permita salir del país, tal y como recomendó el fiscal general Alessandro Crini. Por su parte, la estadounidense no recibió dichas medidas cautelares porque "salió legalmente de Italia" y "no hay peligro de fuga del territorio nacional", aunque tendrá que cubrir las costas del proceso junto con su ex pareja, afirmó el presidente del tribunal toscano.

El caso ocurrió durante la noche del primero de noviembre de 2007, cuando la joven británica Meredith Kercher, de 21 años por entonces, fue asesinada en su domicilio de Perugia, ciudad en la que estudiaba gracias a una beca de intercambio estudiantil. Con ella estaban la estadounidense Amanda Knox, de 26 años en la actualidad, y el que fuera su pareja, el joven italiano Raffaele Sollecito, de 29, además del marfileño Rudy Guede, de 26, los principales sospechosos del asesinado de Kercher. Según los fiscales, la joven Kercher no quiso participar en un "juego sexual" propuesto por los tres acusados, por lo que Guede la violó y Knox la apuñaló mientras Sollecito la sujetaba.

Sollecito, que no ha faltado a ninguna de las vistas del proceso judicial, hoy no fue capaz de estar presente durante la lectura del veredicto, tras la cual, se quedó "devastado" y "sin poder articular palabra ", según su abogado defensor, Luca Maori. La defensora del italiano, Giulia Bongiorno, aseguró el veredicto "es solo un episodio del proceso" puesto que la sentencia será impugnada ante el Tribunal Supremo.

Tampoco estuvo presente Knox, quien en diversas ocasiones ha repetido su voluntad de no volver nunca a Italia y que según avanzó hoy su defensa, recibió la noticia impertérrita y sin "llorar" ni "hablar". "Ha sido un buen leñazo, recurriremos. Amanda es inocente", aseguró otro de sus abogados, Luciano Virga.

Amanda Knox, que cambió hoy su melena rubia por un cabello corto y castaño, permaneció en casa de sus padres en Seattle con la televisión apagada y supo por una llamada telefónica la sentencia. "Habiendo sido considerada inocente en el pasado, me esperaba algo mejor del sistema judicial italiano. No hay pruebas acusatorias hacia mi", aseguró Knox en un comunicado.

Por el contrario, sí estuvo presente en la vista la familia de la asesinada, en concreto sus hermanos, Lyle y Stephanie Kercher. "No puedo perdonar después de leer lo que han hecho a mi hermana. Cuando he leído los párrafos (del informe) en los que se explica lo que le hicieron ha sido horrible. No creo que pueda llegar a perdonar jamás", aseguró el hermano, Lyle. Además, la familia Kercher aseguró estar satisfechos con la sentencia aunque "no es tiempo de festejar".

También estuvo presente durante la lectura Patrick Lumumba, músico congoleño de 29 años al que Knox intentó involucrar en los hechos y que salió absuelto, lo que supuso una condena de reclusión para la estadounidense de 3 años por calumnias. Ahora, los analistas, tanto italianos como estadounidenses, se preguntan si sería posible una petición de extradición de la estadounidense para cumplir condena en Italia.

Los estadounidenses aseguran que hasta que no haya un veredicto definitivo por parte del Tribunal Supremo, dado que va a haber recurso, es improbable que Italia pida la extradición de Knox y consideran que el proceso se prologará un año más.