Público
Público

'El verdadero amor' de Berlusconi

El primer ministro italiano vuelve a colaborar con el cantante Mariano Apicella en este trabajo con ritmos latinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

The Guardian y Le Monde llevan detrás de la noticia meses. Dichos medios suelen seguir a 'Il Cavalieri' por sus continuos problemas con la ley, pero esta vez andan a la zaga de la faceta más artística del primer ministro italiano.

Silvio Berlusconi ha vuelto a sus orígenes y aunque esta vez ya no tiene que cantar en un barco como hacía de joven, ha seguido trabajando con su colaborador habitual (el cantante Mariano Apicella) para continuar pegado al micrófono. La salida a la venta de su cuarto disco se ha retrasado hasta el próximo 22 de noviembre por problemas 'técnicos', tal y como recoge la página web del diario Corriere della Sera .

'Un saxo que no va, una batería que no suena. Pero ahora está todo listo', ha señalado Apicella. De este modo, el cantante napolitano desmiente las conjeturas de algunos medios de comunicación, que atribuían el retraso a posibles problemas del mandatario o a la difícil situación que atraviesa Italia en el ámbito económico.

'Berlusconi me manda el texto y to compongo la música' 

Apicella aseguró que el primer ministro le había preguntado por cómo iba el trabajo 'el pasado fin de semana'. Asimismo, el cantante explicó cómo organizan el trabajo para elaborar un disco: 'Berlusconi me manda el texto y yo compongo la música'.

El nuevo trabajo musical de Berlusconi se presentará bajo el título Il vero amore (El verdadero amor) y en él 'el amor será el hilo conductor'. El álbum, en el que han trabajado el último año Berlusconi y Apicella es el cuarto disco, después del 'debut' del dúo en 2003 con Meglio una canzone (Mejor una canción). El segundo disco llegó en 2005 bajo el título L'ultimo amore (El último amor) y un año después Berlusconi rindió homenaje a la música napolitana con el disco Napoli nel cuore (Nápoles en el corazón).

La colaboración entre el primer ministro y el cantante napolitano nació después de que el primer ministro italiano le conociera durante un congreso político en 2001 en el Hotel Vesuvio, donde Apicella se dedicaba a cantar con su guitarra a los enamorados y comensales del restaurante.