Público
Público

Apresan a un gobernador opositor de Bolivia acusado de muertes

Se trata del gobernador del distrito de Pando, en el Amazonas boliviano que se encuentra bajo estado de sitio por la ola de violencia política en el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador ha sido detenido por unos soldados acusado de haber ordenado la muerte de varios campesinos oficialistas. El Gobierno dijo que el opositor prefecto Leopoldo Fernández, uno de los principales líderes de la oposición y que ha negado las acusaciones, fue arrestado en Cobija, la capital del distrito al norte de La Paz.

El viernes pasado, el Gobierno ordenó su captura por supuestamente haber contratado sicarios para tender una emboscada a un grupo de campesinos que iban por una carretera a unos 30 kilómetros de Cobija, dejando al menos 15 muertos, 37 heridos y 106 desaparecidos.

La detención llegó al día siguiente de que los presidentes de Sudamérica respaldaran al presidente boliviano, Evo Morales, en una cumbre de emergencia en Santiago de Chile y calificaran las muertes en Pando como una masacre.

'La detención del prefecto del departamento de Pando obedece a una determinación legal; las Fuerzas Armadas están cumpliendo su rol legal en el marco del estado de sitio', dijo Morales en una conferencia de prensa, agregando que el político será acusado por 'genocidio'.

La cadena radial Erbol dijo que Fernández, de 56 años, estaría siendo trasladado a La Paz.

Pando, junto a los departamentos opositores orientales de Beni, Tarija y Santa Cruz, encabezan desde hace tres semanas una violenta ola de protestas contra el plan del presidente Evo Morales de consultar a la población sobre una nueva Constitución de corte socialista e indigenista.

Las muertes en Pando fueron los eventos más sangrientos de la ola de violencia, que obligó a dictar el estado de sitio en el distrito el viernes por la noche.

Desde ese momento, el Ejército detuvo a varios dirigentes opositores en el departamento por las muertes de los campesinos.

El Gobierno y la oposición están manteniendo negociaciones preliminares para intentar frenar la ola de violencia. Morales dijo el martes que espera cerrar hoy mismo un acuerdo con la oposición conservadora regional para iniciar un diálogo que dé salida al conflicto.

'Esperamos a lo largo del día de hoy acordar esos puntos avanzados hasta ahora. Ese acuerdo puede servir como una base para seguir dialogando', dijo en una conferencia de prensa.

'Tengan por seguro que vamos a garantizar autonomías departamentales y regionales', agregó en referencia a la principal demanda de los prefectos opositores de distritos de tierras bajas, con quienes el Gobierno negocia desde el fin de semana las bases de un diálogo nacional.