Publicado: 02.01.2016 10:43 |Actualizado: 02.01.2016 19:47

Riad ejecuta a 47 personas, entre
ellas al clérigo reformista chií que encabezó su Primavera Árabe

El clérigo Nimr Baqir al Nimr fue uno de los grandes líderes de las revueltas de 2011 y 2012 en el reino árabe que siguieron a la revolución tunecina.  Los ajusticiados fueron condenados por perpetrar atentados en el país, según las autoridades saudíes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Protesta chiiíta en Yemen contra la ejecución del clérigo Nimr Baqir al Nimr en Arabia Saudí. REUTERS

Imagen de la prisión de máxima seguridad Ha'er, en Riad (Arabia Saudí). REUTERS/FAISAL AL NASSER

RIAD.- Arabia Saudí ha ejecutado al destacado clérigo chií disidente Nimr Baqir al Nimr, así como a otras 46 personas, acusadas de pertenecer a grupos terroristas y perpetrar atentados en el reino, en una demostración de mano dura que encendió la ira de la comunidad chií en Oriente Medio.

Nimr Baqir al Nimr es un líder de la minoría chií, de tendencia reformista y uno de los protagonista de las manifestaciones y protestas que estallaron entre 2011 y 2012 en el este del país con la frustrada Primavera Árabe. Esta zona, muy rica en petróleo, es de población mayoritaria chií, frente a la dominancia suní del resto de Arabia Saudí y de su monarquía.

Al Nimr fue detenido en julio de 2012 por apoyar los disturbios y a grupos terroristas contra las autoridades saudíes en Al Qatif, en el este del país y de mayoría chií. Su condena a la pena capital fue confirmada el pasado octubre por el Tribunal Supremo, que le culpó de desobedecer a las autoridades e instigar a la violencia sectaria, lo que ya levantó las críticas de la comunidad chií.

Estas ejecuciones, realizadas en doce zonas del país mediante decapitaciones por sable y fusilamientos, es la mayor realizada en décadas en el reino saudí

Irán, su principal rival en la región, ya advirtió que la ejecución del clérigo "le costaría muy caro a Arabia Saudí ". Al mismo tiempo, el régimen saudí mantiene en prisión al sobrino del jeque, Ali Al Nimr, de 21 años, quien fue condenado por terrorismo al manifestarse contra la monarquía, en febrero de 2012, con 17 años de edad y llevar un arma.

El portavoz del Ministerio de Interior saudí, general Mansour Al-Turki, informa sobre las ejecuciones de 47 personas acusadas de terrorismo, entre ellas, el clérigo chií Nimr al Nimr. REUTERS

El portavoz del Ministerio de Interior saudí, general Mansour Al-Turki, informa sobre las ejecuciones de 47 personas acusadas de terrorismo, entre ellas, el clérigo chií Nimr al Nimr. REUTERS

En total, 47 personas han sido ejecutadas este sábado en varias provincias de Arabia Saudí por terrorismo, según informó el Ministerio saudí del Interior. La mayoría de los ajusticiados. La mayoría de los ejecutados hoy -45 saudíes, un egipcio y un chadiano- son extremistas suníes, algunos destacados miembros de Al Qaeda, pero entre ellos figuran también cuatro chiíes como Al Nimr.

Los cargos incluyen también la adopción y promoción de la ideología "takfiri" (extremista suní), el asesinato, el secuestro, la fabricación de explosivos y la posesión de armas, entre otros.

Esa ejecución en masa y simultánea, realizada en doce zonas del país mediante decapitaciones por sable y fusilamientos, es la mayor realizada en décadas en el reino saudí, donde desde la llegada al trono de Salman bin Abdelaziz a principios de 2015 se ha disparado la aplicación de este tipo de castigos.

El año pasado se realizaron 150 las ejecuciones en el país que sigue una estricta versión de la sharía o ley islámica, según organizaciones de Derechos Humanos, una cifra muy superior a las 90 de 2014.

Atentados atribuidos

Algunos de los ataques imputados a los condenados son los registrados contra varios complejos residenciales de Riad en 2004 y contra sedes de empresas petroleras en la provincia de Al Jabar en 2005, donde hubo varios muertos.

También los atentados contra el Ministerio del Interior y las sedes de la Fuerzas de Emergencia en 2005 o el ataque contra el consulado estadounidense en Yeda ese mismo año, en el que fallecieron cuatro personas.

Grupos islámicos extremistas comenzaron en mayo de 2003 una campaña de desestabilización del régimen saudí con varios atentados contra la colonia occidental que trabaja en el país y contra las instalaciones petroleras.

Estos atentados, en los que hubo decenas de fallecidos, fueron contestados con una lucha sin cuartel de las fuerzas saudíes, que detuvieron a numerosos supuestos terroristas.

Condenas contra la minoría chií

En los últimos dos años, cientos de personas han sido condenadas por terrorismo en el reino, y también se ha cebado con la minoría chií.

El clérigo chií ejecutado hoy fue sentenciado a la pena capital por desobedecer a las autoridades, instigar a la violencia sectaria y ayudar a células terroristas.

Al Nimr fue detenido en julio de 2012 por apoyar los disturbios contra las autoridades saudíes que estallaron en febrero de 2011 en la provincia de Al Qatif, en el este del país y de mayoría chií.

Su condena a muerte levantó un fuerte malestar entre la comunidad chií saudí y fue también criticada por importantes ayatolás de Irán, la potencia chií rival de Arabia Saudí.

Arabia Saudí aplicó la pena de muerte a más de 140 personas en 2015, el primer año de reinado de Salman bin Abdelaziz, una cifra muy superior a las 88 ejecuciones registradas en 2014.