Publicado: 13.11.2015 13:02 |Actualizado: 13.11.2015 13:52

Austria instalará una valla
de unos cuatro kilómetros
en su frontera con Eslovenia

Viena descarta construir un muro de 25 kilómetros, como había solicitado el Gobierno esloveno. Las autoridades austriacas avisan de que podrían colocar alambres de espino.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Un grupo de inmigrantes llega proveniente de Eslovenia a un campamento ubicado en Kufstein (Austria). - EFE

Un grupo de inmigrantes llega proveniente de Eslovenia a un campamento ubicado en Kufstein (Austria). - EFE

VIENA.- El Gobierno austríaco ha anunciado este viernes que instalará una valla de 3,7 kilómetros de longitud en el paso de Spielfeld, en la frontera con Eslovenia, para controlar la entrada de los refugiados que vienen por la ruta de los Balcanes.

Las autoridades han optado por una valla de tipo G-7, un sistema de protección móvil que se suele usar para bloquear accesos en grandes cumbres internacionales. Aún así, según ha matizado el director general para la Seguridad pública, Konrad Kogle, se podrían llegar a colocar rollos de alambre de espino en situaciones de emergencia, por ejemplo si cientos de personas tratan de pasar al mismo tiempo los controles fronterizos.



Este cerramiento de casi cuatro kilómetros tardará unos dos meses en estar listo. La ministra del Interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner, informó por su parte de que, a pedido de Eslovenia, se ha abandonado de momento el plan de construir una valla de 25 kilómetros en la frontera común.

El Gobierno austríaco ya anunció el pasado día 28 su intención de instalar algunas medidas de protección en la frontera. Lo que en un principio Mikl-Leitner definió eufemísticamente como "medidas de edificación", fue concretado luego en "medidas técnicas" y una valla para asegurar una entrada "controlada y ordenada" de los refugiados.

Los dos socios del Gobierno austríaco, socialdemócratas y democristianos, han estado debatiendo desde entonces el tipo de cierre a instalar. Con todo, el Ejecutivo estará preparado para ser capaz de instalar en 48 horas una valla de más longitud en caso de fallen las medidas tomadas por Eslovenia para encauzar el flujo de refugiados y evitar el cruce desordenado por la frontera.