Público
Público

Ban: "Es hora de poner fin a las atrocidades en Siria"

El secretario general de Naciones Unidas abronca a los países que están pasando armas al país árabe e insiste en que la única salida es política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, inauguró hoy los debates del 68 periodo de sesiones de la Asamblea General con un nuevo llamamiento a la comunidad internacional para lograr una solución política a la guerra en Siria. 'Una victoria militar en Siria es una ilusión, la única respuesta es un acuerdo político', dijo el secretario general ante la Asamblea, en la que intervendrán la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el mandatario estadounidense, Barack Obama, entre otros.

Ban señaló que 'ya es hora de poner fin al derramamiento de sangre' y alcanzar la paz que merecen los sirios y añadió que la comunidad internaional no puede estar satisfecha con el acuerdo sobre arsenales químicos mientras la guerra sigue destrozando Siria. Añadió en su discurso que, asimismo, espera la adopción 'inminente' de una resolución por parte del Consejo de Seguridad sobre el uso de las armas químicas en Siria que sea de obligado cumplimiento.

La mayoría de las atrocidades desde que estalló el conflicto en Siria, hace más de dos años y medio, han sido cometidas con armas convencionales, según recordó Ban, que hizo un llamamiento a todos los países a dejar de 'alimentar' el derramamiento de sangre. Asimismo, pidió al régimen sirio y a los rebeldes que cumplan sus obligaciones con la normativa internacional y permitan el acceso de la ayuda humanitaria para atender a las víctimas.

Como ya dijo en otras ocasiones, Ban resaltó que es 'vital' que los responsables de estas 'graves crímenes' sean llevados ante la Justicia, 'ante la Corte Penal Internacional o a través de otras vías en cumplimiento de las leyes internacionales'. 'La respuesta al atroz uso de las armas químicas en Siria ha impulsado la diplomacia, el primer signo de unidad en mucho tiempo. Por eso, ahora debemos aprovecharlo para que las partes se sienten a negociar', añadió el secretario general de la ONU.

En este contexto, hizo un llamamiento al régimen de Bashar al Asad y la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS), además de los países que ejerzan su influencia sobre las partes, a conseguir que la conferencia de Ginebra para la paz en Siria 'sea una realidad'.

'Ya es hora de poner fin a las atrocidades y alcanzar la paz que se merecen los sirios', añadió, en un discurso en el que también hizo mención a la grave crisis humanitaria que vive el país árabe.

Por otro lado, aseguró que las transiciones 'históricas' que están teniendo lugar en Oriente Medio y el Norte de África se están descarrilando o frenando y las 'primaveras de oportunidades están dando paso a inviernos de desilusión'. 'Aunque todavía quedan inmensos retos por delante, la historia de la región todavía se está escribiendo', dijo el secretario general, quien urgió a la comunidad internacional a aprovechar todo su potencial.

Ban celebró así la reanudación de las conversaciones directas entre palestinos e israelíes y la 'audaz' diplomacia que las hizo posible, en referencia a los esfuerzos liderados por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry. También  hizo un llamamiento a las partes a mostrar 'liderazgo' sobre el terreno y recordó que el Cuarteto (Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y la ONU) volverá a reunirse al final de esta semana en Nueva York al tiempo que prosiguen los debates de la Asamblea General.

Respecto a la situación en África, dijo que, mientras se han logrado progresos políticos en Somalia y un nuevo marco de esperanza en la República Democrática de Congo (RDC), la miseria y la volatilidad política siguen causando estragos en la región del Sahel. Ban, que mencionó las últimas acciones violentas en Kenia, Pakistán e Irak, habló de un quebrantamiento del orden público en la República Centroafricana y la pobre respuesta que ha recibido el llamamiento de la ONU para poner fin al sufrimiento en ese país.

DISPLAY CONNECTORS, SL.