Público
Público

Dos barcos de una nueva Flotilla se dirigen rumbo a Gaza

Los buques, que transportan materiales sanitarios, esperan llegar a la Franja mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Son sólo dos barcos, pero que hayan podido zarpar hacia Gaza ya constituye todo un 'éxito' para los organizadores de la Segunda Flotilla de la Libertad a la que Grecia abocó al fracaso. Cuatro meses después de que las autoridades griegas impidieran salir de sus puertos a la decena de buques que trataban de saltarse el bloqueo israelí y llevar a la Franja ayuda humanitaria, dos de ellos, el canadiense y el irlandés, han conseguido a hurtadillas situarse rumbo a Gaza, a donde esperan llegar mañana.

El Tahrir y el Saoirse partieron en la madrugada de ayer desde el puerto de Fethiye, al suroeste de Turquía y, al cierre de esta edición, se encontraban en alta mar en paralelo a la isla de Rodas. A bordo viajan 24 activistas de nueve nacionalidades diferentes. Además, los buques transportan varios kilos de material sanitario cuyo coste asciende a más de 30.000 dólares.

Desde Rumbo a Gaza, la organización que fletó el Gernika el barco en el que iban a viajar hacia la Franja 20 activistas españoles, explicaron que el éxito de lo que consideraron una nueva Flotilla se debe a que se han hecho gestiones 'secretísimas'. Los organizadores ya han bautizado a esta nueva expedición con el nombre de Olas de libertad.

Después de que, en julio, el Gobierno griego hiciera público un decreto prohibiendo la salida de sus puertos a cualquier buque que se sospechara que iba a Gaza, los activistas de las diferentes delegaciones negociaron la salida de sus barcos del país.

Tras un encierro de varios días en la Embajada española de Atenas, los tripulantes del Gernika consiguieron que Grecia les dejara transportar el barco hasta España. Lo mismo hicieron los responsables del Tahrir y del Saoirse, que finalmente fueron a Turquía. La salida de ambos hacia Gaza supone un nuevo cambio de rumbo de la política de Turquía respecto a Israel. En verano, con el temor a una guerra en Siria, ambos países acercaron posiciones.

El Gobierno turco impidió incluso la participación del Mavi Marmara en la Flotilla de este año. Pero las disputas sobre lo sucedido en el ataque perpetrado por Israel a ese buque en 2010 han enfriado ahora sus relaciones.