Público
Público

Una biografía saca los colores a la musa del Tea Party

En el libro se asegura que Palin esnifó cocaína y tuvo una relación con una estrella afro de joven

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La imagen de Sarah Palin, que sigue coqueteando con la idea cada vez más improbable de presentarse a las elecciones de 2012, ha salido bastante magullada de una biografía no autorizada sobre su pasado, cuando era periodista deportiva en la televisión local de Wasilla.

En el libro, The Rogue: Searching for the Real Sarah Palin (La rebelde, buscando a la auténtica Sarah Palin), Joe McGinniss, autor de best-sellers policiacos, asegura que la vida familiar de la exgobernadora de Alaska y excandidata a vicepresidenta no es tan idílica como la ha pintado la política conservadora.

Cuenta que Palin tuvo una relación con la estrella afroamericana de baloncesto estudiantil Glen Rice en 1987, y que ella y su marido usaron cocaína de vez en cuando, nada que ver con la imagen de musa del Tea Party y cazadora intrépida de alces.

El problema es que el autor no cita fuentes directas y algunas de ellas son anónimas, pero aún así los extractos que mencionaron ayer los medios dieron suficiente de qué hablar sobre la eterna candidata que no acaba de decidirse a entrar en la contienda republicana. Sobre todo porque reabrió viejas heridas como el Troopergate, cuando Palin echó a su excuñado de la Policía Local.

McGinniss, quien entrevistó a muchos habitantes de Wasilla, se instaló en la casa contigua a la de los Palin, lo que motivó que el matrimonio construyera una valla para proteger su intimidad. También cuenta sus experiencias de vecino de la pareja y cómo Palin fue a verle con un plato de cookies (galletas) para hacer las paces.