Público
Público

Bossi demanda a Berlusconi que tumbe al Gobierno de Monti

Desde diciembre han sido detenidos varios consejeros del presidente lombardo, Roberto Formigoni (PdL) por escándalos de corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pretendía ser una jornada de exaltación del padanismo secesionista, pero la manifestación de la Liga Norte de este domingo por el centro de Milán contra el Ejecutivo técnico de Mario Monti y el centralismo de Roma se convirtió en la prueba más clara de la lucha intestina que están librando por el control del partido su fundador, Umberto Bossi, y el exministro de Interior, Roberto Maroni.

A Bossi le ha pasado factura su confianza ciega en Silvio Berlusconi y la derrota en Milán en las elecciones municipales del pasado verano. Aunque los ánimos se han encendido más aún en las últimas semanas al permitir a sus parlamentarios votar contra el arresto de Nicola Cosentino, coordinador en Campania del Pueblo de la Libertad (PdL) de Il Cavaliere, que está acusado de colaborar con la Camorra. Maroni se dijo 'asqueado' por la situación y Bossi le prohibió participar en los actos públicos de la Liga, a lo que el exministro contestó pidiendo un congreso extraordinario.

Los militantes de la Liga interpretaron el salvoconducto a Cosentino como la última concesión al antiguo aliado, cuya formación apoyó la investidura de Monti y dejó a la Liga como el único partido en la oposición. Por lo que Bossi, para lavar un poco su imagen, no tuvo más remedio este domingo que tirar del repertorio amenazas.

'A Berlusconi le hago una sugerencia: la Liga te pide que hagas caer este Gobierno infame porque si no, no vas a ser capaz de mantener en pie el Gobierno de Lombardía. Están arrestando uno cada día', dijo. 'Querido Berlusconi, deja de jugar a dos bandas porque a nosotros no nos gusta este tipo de gente'.

No era un consejo. Desde diciembre han sido detenidos varios consejeros del presidente lombardo, Roberto Formigoni (PdL) por escándalos de corrupción y como la Liga forma parte de esa Junta regional, qué mejor que un ultimátum directo al centro de toda la discordia leguista: Berlusconi.

Bossi tampoco dejó hablar este domingo a Maroni, y a Monti, que en realidad era el homenajeado de la tarde, le dejó otro aviso: 'Estate atento o te van a buscar a casa', refiriéndose a sus recortes.