Publicado: 08.02.2016 23:58 |Actualizado: 09.02.2016 07:00

Bruselas obvia la sentencia del
TJUE en su contra por no regular
el uso de químicos peligrosos

En diciembre, el Tribunal de Justicia Europeo concluyó que la Comisión Europea
ha violado la normativa al respecto. Debería haber regulado el uso de los
disruptores endocrinos a finales de 2013, pero aún está a meses de hacerlo.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 6
Comentarios:
Imagen de una fábrica química.

Imagen de una fábrica química.

MADRID.- Estaba obligada a regular el uso de los disruptores endocrinos en diciembre de 2013, pero dos años después aún está lejos de cumplir con su tarea. El Tribunal General de la UE, integrado en el Tribunal de Justicia comunitario, sentenció el 16 diciembre de 2015 que la Comisión Europea ha infringido el Derecho de la Unión por no regular el uso de estos químicos, peligrosos para el ser humano y el medio ambiente.

Bruselas incumplió los plazos establecidos por el Reglamento 528/2012 del Parlamento y del Consejo Europeo relativo a esta materia, y por ello tendrá que correr con sus propias costas en el proceso, pero también con las de Suecia, que fue quien denunció la actuación del Ejecutivo comunitario en 2014.



Sin embargo, Bruselas se ha limitado a contestar que impulsará esta regulación, pero lo hará dentro de varios meses, cuando concluya el estudio de impacto que está elaborando al respecto, por lo que está lejos de presentar una lista de criterios de clasificación de estas sustancias. "El objetivo es concluir la evaluación de impacto en 2016", aseguran a Público fuentes de la Comisión en España. "La adopción de los criterios definitivos para identificar disruptores endocrinos seguirá inmediatamente después", afirman, recalcando que la decisión final será "un trabajo pionero a nivel mundial" y que la decisión sobre los criterios la tomará el Colegio de Comisarios. "Mientras tanto, no estamos ante un vacío legal. Los consumidores están actualmente protegidos por criterios provisionales para definir los Disruptores Endocrinos", insisten.

Hace una semana, el comisario europeo de Salud, Vytenis Andriukaitis, sostenía que los criterios estarán listos "antes del verano", ante el aumento de críticas a la gestión de la Comisión en esta materia que llegan desde la Eurocámara. "El Tribunal dijo que la Comisión ha violado la ley", asegura a Público Stèphane Lorel, periodista francesa y autora del informe Un Asunto Tóxico, que versa precisamente sobre la materia. "Y es un problema porque la Comisión es la guardiana de los tratados, es la responsable de aplicar la ley. Es un dictamen muy serio, especialmente porque el caso fue respaldado por cuatro estados miembros, el Parlamento y el Consejo Europeo. Es muy serio, es la primera vez que ocurre en la historia de la UE, y el problema es que la Comisión ha mantenido que seguirán adelante con el estudio de impacto", denuncia.

Suecia presentó su recurso por omisión ante el Tribunal General el pasado 4 de julio de 2014, y desde entonces la Comisión no ha variado su calendario, a pesar de la contundencia de la sentencia. Afirma que la Comisión tenía la obligación clara y precisa de adoptar estos criterios para poner en pie esta regulación, pero hoy no está previsto que Bruselas dé nuevos pasos en esta materia.