Publicado: 05.07.2016 18:56 |Actualizado: 05.07.2016 18:56

Bruselas rectifica y permite que el 'TTIP canadiense' pase por los parlamentos de los estados miembros

Partidos y organizaciones contrarias al acuerdo advierten que esta nueva jugada de la Comisión persigue acelerar la implementación provisional del acuerdo comercial con Canadá, el CETA. Lola Sánchez, eurodiputada de Podemos, cree que hay posibilidades de que el acuerdo nunca llegue a ver la luz.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, en una imagen de archivo. REUTERS.

Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, en una imagen de archivo. REUTERS.

@Alopezdemiguel

MADRID.- Bruselas cambia de estrategia apenas unos días después de hacer público su plan inicial. La Comisión Europea ha anunciado este martes que finalmente sí permitirá que los parlamentos de los 28 -o 27, tras el Brexit- se pronuncien sobre el CETA, el tratado de libre comercio entre la UE y Canadá, cerrado a finales de 2014 y pendiente de ratificación -prevista para otoño de este mismo año- si logran disipar los recelos y temores de los estados críticos con este acuerdo comercial. 

Malmström: "Es un hito de la política comercial europea". "Es la alianza comercial más ambiciosa que la UE ha concluido jamás"

En una nota de prensa hecha pública en su web oficial, el Ejecutivo comunitario explica que este mismo martes ha propuesto formalmente al Consejo Europeo la firma y ratificación del Comprehensive Economic and Trade Agreement (CETA, en inglés). "Para permitir una rápida ratificación y aplicación provisional"..."la Comisión ha decidido proponer el CETA como un acuerdo mixto".  De no haber sido declarado mixto, como anunciaba la portavoz del presidente Juncker a finales de la semana pasada, el acuerdo no habría pasado por los parlamentos nacionales, y habría bastado con el respaldo del Consejo Europeo y del Europarlamento para su ratificación.

Partidos y organizaciones contrarias al acuerdo advierten que esta jugada persigue acelerar su implementación provisional

Así, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, se ha deshecho en elogios hacia el acuerdo, considerado por cientos de organizaciones sociales como el caballo de Troya del polémico TTIP, la alianza comercial con EEUU. "Es nuestro mejor y más progresista acuerdo de libre comercio, y quiero que entre en funcionamiento lo antes posible".

En la misma línea se expresaba la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström que volvía a repetir que el acuerdo con Toronto es "un hito de la política comercial europea". "Es la alianza comercial más ambiciosa que la UE ha concluido jamás", afirmaba Malmström, insistiendo en los beneficios que a su juicio llevará aparejados, y asegurando que "desde un punto de vista estrictamente legal la Comisión considera que este acuerdo hace referencia únicamente a competencias de la UE". "Sin embargo", continúa la titular de Comercio según la nota de prensa remitida por la Comisión, "después de que el Consejo dé luz verde y de que el Parlamento exprese su consentimiento, será posible aplicar provisionalmente el acuerdo". Y aquí es donde, según los partidos políticos y las organizaciones contrarias al acuerdo, se situaría la trampa.



"Deben haber recibido muchísimas presiones, sobre todo por parte de Francia y Alemania, y al final han tenido que ceder, aunque siguen afirmando que desde un punto de vista legal no es un acuerdo mixto", explica a Público Lola Sánchez, eurodiputada de Podemos.

Sánchez: "Muchos juristas piensan que debería ser tramitado como un tratado mixto, nosotros también lo hacemos y nos parece una jugada un poco fea que lo vendan como una concesión"

"Muchos juristas piensan que debería ser tramitado como un tratado mixto; nosotros también lo hacemos y nos parece una jugada un poco fea que lo vendan como una concesión", explica la europarlamentaria, que alerta de que la Comisión podría estar planeando usar esta "concesión" como moneda de cambio para recabar apoyos para el debilitado CETA.

"Era previsible que iban a hacer un giro", afirma Cuca Hernández, miembro de Attac y portavoz de la Campaña estatal no al TTIP, CETA y TiSA. "Primero amenazaron con que lo iban a votar única y exclusivamente el Consejo y el Parlamento Europeo. La trampa que tenían es que el tratado con Singapur está en el Tribunal de Justicia Europeo, pendiente de aclarar si es mixto o no. Nosotros consideramos que ambos lo son, y así se van a presentar al Consejo Europeo", explica.

Para Hernández el hecho de que el CETA tenga que ser ratificado por todos los estados miembros es "una buena noticia a medias, porque no han dado el golpe de Estado total", pero alerta de que la aplicación provisional permite que comience a ponerse en marcha sin haber logrado los apoyos de todos los parlamentos de los estados miembros. "Están dejando en un segundo término las decisiones de los países", apostilla.

Por su parte, Sánchez recuerda que no está claro si la aplicación provisional hace referencia a la totalidad del acuerdo o a ciertos capítulos "que no incidan demasiado en las políticas de los estados miembros".

"El fin del CETA"

Por otra parte, la eurodiputada de Podemos recuerda que a priori la Comisión no cuenta con la unanimidad del Consejo, necesaria para que el CETA llegue a cobrar vida. Estados como Francia ya han sido muy críticos con el acuerdo, y Bélgica no puede votar a favor porque uno de sus parlamentos regionales, el de Valonia,  ha votado en contra. "Su legislación lo impide", sostiene Sánchez, que no descarta que este sea "el fin del CETA". "En octubre va al Consejo y debe ser aprobado por unanimidad, en enero llega al Europarlamento, y tampoco sabemos qué va a pasar", apunta.

Por su parte, la portavoz de la Campaña estatal razona que si algún parlamento nacional vota en contra "debería paralizarse" el acuerdo. "Lo legal es que se esperase a la ratificación de los estados miembro, e incluso que se revisase el texto por la salida de Reiinuo Unido de la UE, pero tienen mucha prisa y pasan por encima del Brexit e intentan ponerlo en marcha ya, porque si uno de los países dice que no se tendría que paralizar ya", zanja.