Publicado: 12.09.2014 15:21 |Actualizado: 12.09.2014 15:21

Bruselas tumba una iniciativa ciudadana que pedía derogar el tratado comercial con EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea ha rechazado admitir una iniciativa ciudadana europea que pedía el cese de las negociaciones sobre el polémico Tratado de Libre Comercio que Bruselas y Washington negocian en secreto, y que permitirá a las multinacionales demandar a los estados por cifras millonarias de verse perjudicadas sus inversiones en estos países.

En concreto, la Comisión enterró este miércoles la iniciativa que exigía la suspensión de las negociaciones con EEUU sobre el Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP, en inglés), además de frenar el Comprehensive Economic and Trade Agreement (CETA, en inglés), que la UE negocia con Canadá, porque considera que esta Iniciativa Ciudadana "está manifiestamente fuera del ámbito de competencias de la Comisión".

Los impulsores de la iniciativa consideran "escandalosa" la decisión de la UE Así, Bruselas pone trabas a la recogida de un millón de firmas, necesarias para que la UE dé explicaciones sobre su política comercial y para que se celebre una audiencia pública en el Parlamento Europeo sobre la materia, tal y como denuncian los impulsores de esta acción.

De hecho, quienes sustentan la campaña No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión, integrada por más de 230 asociaciones y plataformas de 21 países, ven como un nuevo intento de la UE por silenciar las voces de quienes rechazan este tratado, negociado con total discreción y con una presencia importante de multinacionales en la mesa de negociaciones.

"Ahora es cuando verdaderamente comienza la batalla", asegura Michael Efler, portavoz de la iniciativa. "El rechazo a esta iniciativa ciudadana europea sólo corrobora la estrategia de la Comisión Europea de excluir a ciudadanos y parlamentarios de las negociaciones del TTIP y del CETA", denuncia en una nota de prensa, en la que también critica que, "en vez de escuchar a los ciudadanos, Bruselas sólo está prestando atención a los lobbistas".

"Esto vuelve a demostrar el carácter antidemocrático de las instituciones de la UE, que sólo representan al poder económico y financiero", asegura a Público Tom Kucharz, portavoz de Ecologistas en Acción y activista contra el TTIP, en línea con las declaraciones de Efler.

De hecho, Kucharz sostiene que los impulsores de esta iniciativa ya están trabajando en otra, y denuncia que la UE ha tomado esta decisión para boicotear la campaña contra el TTIP, "que sigue cobrando fuerza". "Quieren evitar que el tema llegue a la opinión pública", alerta el activista.

Tom Kucharz: "Quieren evitar que el tema llegue a la opinión pública"

A juicio de los impulsores de esta campaña, ambos tratados "proporcionarían un poder sin precedentes a las empresas multinacionales y al capital financiero", y conllevarían distintos riesgos:la pérdida de más de un millón de empleos directos , mayores recortes salariales, una ola de privatizaciones de los servicios públicos y la eliminación de normas ambientales, además de suponer un ataque a los derechos de los trabajadores.

En una nota de prensa remitida este jueves, los activistas recuerdan que la iniciativa ciudadana europea es "una de las pocas posibilidades para que la ciudadanía tenga el derecho formal de presentar peticiones sobre los procesos de toma de decisiones de la UE, que a menudo son absolutamente antidemocráticos".

"La decisión de la Comisión Europea es escandalosa. Estos tratados comerciales ya se enfrentan a una oposición sin precedentes por su secretismo y opacidad, pero ahora se nos niega incluso el derecho de petición", denuncia la campaña No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión en su comunicado, en el que promete seguir luchando contra esta decisión para "derrotar a estos acuerdos comerciales".

Equo se unió este jueves a las críticas de las organizaciones ciudadanas contra la decisión de la Comisión. Para el portavoz de la formación en la eurocámara, Florent Marcellesi, "dar portazo a esta iniciativa ciudadana europea es un error político grave. Es un ataque a la transparencia y a la necesidad de democratizar Europa", reza el comunicado difundido por la formación.

"De hecho, hoy en día la Unión Europea sufre un gran déficit democrático y además la ciudadanía se siente, con razón, cada vez más preocupada por las negociaciones opacas de estos tratados de libre comercio", añade la nota de prensa, en la que Equo pide al presidente electo de la CE, Jean-Claude Juncker, que apoye esta iniciativa ciudadana, como señal de "transparencia y democracia".

Las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y EEUU comenzaron en julio de 2013 para crear la mayor área comercial del mundo, en la que residen 800 millones de personas. El acuerdo supondrá la eliminación de barreras normativas y económicas -ya muy bajas- para las relaciones comerciales entre Estados Unidos y el Viejo Continente, y teóricamente representará un beneficio anual de hasta110.000 millones de euros para las arcas europeas (cerca de 545 euros por familiapara nuestro país), y de 95.000 millones de euros para Estados Unidos, según las estimaciones más optimistas de la UE. Ya han transcurrido cinco rondas de negociaciones -la última en mayo-, pero no es probable que el Tratado sea ratificado antes de finales de 2015 como pronto. Deberá ser aprobado por el Parlamento Europeo y por cada uno de los Estados, aunque no será sometido a referéndum.


http://www.quoners.es/debate/estas-a-favor-o-en-contra-del-tratado-de-libre-comercio-ttip-de-la-union-europea-con-estados-unidos