Público
Público

La candidatura de Nader cae mal entre los demócratas

Este activista independiente ya le quitó votos decisivos a Al Gore en 2000

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ralph Nader, el activista político que en los años sesenta obligó a la poderosa industria automovilística a poner cinturones de seguridad en sus coches y que ha seguido defendiendo los intereses de los consumidores con más o menos éxito desde entonces, presentó ayer su candidatura a las elecciones presidenciales de noviembre. Nader, que ya se presentó en 2000 y 2004, justificó su decisión al defender una tercera opción.

'La gente se siente aislada, marginada y 'ninguneada', dijo Nader. 'De Palestina a Israel, de Enron a Wall Street, del Katrina al Gobierno Bush, en Irak, en la complicidad de los demócratas al no parar la guerra', reside el descontento de sus potenciales votantes, dijo el nuevo candidato.

El veterano activista equiparó las candidaturas de sus rivales aunque diferenció al republicano John McCain del demócrata Barak Obama, al calificar este último de 'primer evangelista liberal'.

Nader no es un hombre popular. Muchos demócratas le siguen culpando de la derrota del entonces candidato Al Gore en 2000. Nader descartó la posibilidad de contribuir a una nueva derrota demócrata. 'No hay ninguna posibilidad. Si los demócratas no pueden ganar por amplio margen a los republicanos este año, deberían recoger sus cosas, cerrar la tienda y transformarse en otra cosa'. Entre los candidatos demócratas el anuncio de la candidatura de Nader no cayó bien. 'Espero que esta vez no haga daño a nadie', dijo Hillary Clinton que describió la decisión de Nader de 'poco afortunada'.

Es todavía difícil medir el impacto de esta nueva opción y de cómo encajará en unas elecciones ya bastante intensas. A primera vista, importará poco. En la campaña presidencial de 2004, en la que Nader se presentó como candidato independiente recibió el 0,38% de los votos.

En 2000 tuvo mejores resultados, 2,73%, pero la diferencia fue dónde los obtuvo. En Florida consiguió algo más de 97.000 votos. Fueron votos que quizás hubieran servido a Gore para superar la diferencia de 537 papeletas que le separaban de Bush, que consiguió así los delegados del estado y meterse en la Casa Blanca.

Barack Obama, que de momento lidera la candidatura demócrata, expresó cierto desagrado hace unos días, cuando la candidatura de Nader seguía siendo un rumor. 'Me llamó para tantear mi campaña. Mi impresión es que el señor Nader es alguien, que piensa que si no escuchas y adoptas todas sus políticas, no tienes substancia. Parece tener muy buena opinión de su trabajo'.Los republicanos se alegranEl que sigue compitiendo en las primarias conservadoras, Mike Huckabee, no ocultó su alegría, al constatar que Nader podría arrebatarle votos a la competencia. 'Los republicanos naturalmente le dan la bienvenida'.

Nader, que con sus 74 años será el candidato más viejo de estas presidenciales, no admite dudas sobre su edad. 'Lo único que envejece es la erosión de los ideales'. 'Dejemos las cosas estar e intentemos tener unas elecciones diversas, con varias opciones como pasa en Europa', dijo Nader, en una comparación que no le ganará muchos amigos en EEUU.